Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Organizaciones civiles buscan un espacio permanente ante el G-20

Organizaciones de la sociedad civil buscan que sus propuestas sean consideradas a la par que las de empresas, los sindicatos y los jóvenes

Organizaciones de la sociedad civil buscan un espacio permanente en el Grupo de los 20 (G-20), en el que puedan mantener una interlocución constante con las economías más importantes del mundo.

Ocho organizaciones civiles, nacionales e internacionales, consideran que el diálogo que han logrado entablar con la presidencia mexicana del G-20 podría no continuar para la próxima cumbre a celebrarse en Rusia, ya que no existe ninguna estructura formal que les permita tener canales de comunicación con dicha asociación.

“Con la actual presidencia se han logrado abrir canales de interlocución, y la idea es no perder esos espacios y mantener voces fuertes frente a las nuevas autoridades que lleguen a la presidencia a partir del primero de julio, pero también con las que recibirán la presidencia del G-20 en diciembre”, dijo Gustavo Ampugnani de Greenpeace.

El G-20 es una organización de carácter informal que agrupa a las economías más grandes del mundo. Con el fin de definir los temas de su agenda, los líderes de dichos países se reúnen cada año en el país que los preside, pero no hay estructuras formales que se dediquen a la organización, pues dichas labores están a cargo del país que ocupa la presidencia en turno. En el 2012, fue el turno de México.

Actualmente, el G-20 tiene foros alternativos con los que mantiene contacto de manera permanente, como el Business 20 (B-20) , que agrupa a los empresarios bajo la premisa de que “el sector privado tiene un papel muy importante en la reconstrucción de la confianza y en la solución de problemas globales clave”.

También está el Labour 20 (L-20) que es una asociación de sindicatos que presentan sus propuestas a los líderes que se reúnen cada año.

Publicidad

“Los secretarios generales y presidentes de los sindicatos tienen la responsabilidad de defender los intereses de sus trabajadores”, según documento oficiales del G-20.

Otro sector que se toma en cuenta es el de los jóvenes, quienes a través del Youth 20 (Y-20) presentan propuestas a la presidencia en turno. El pasado 11 de mayo, jóvenes de entre 20 y 25 años originarios de los 20 países del G-20, entregaron sus conclusiones al Presidente Felipe Calderón.

Sin embargo, las organizaciones civiles, ya sea las de tipo ambiental, o las que buscan erradicar la pobreza, o buscar un comercio más justo, no tienen un espacio establecido.

Víctor Fabela de la Unión Nacional de Trabajadores, que ha participado en el L-20, dijo que es importante que las organizaciones sociales que sí cuentan con un espacio permanente de comunicación con el G-20, establezcan alianzas multisectorales para que los temas sociales continúen ocupando espacios en la agenda, que en las últimas reuniones se ha concentrado en temas financieros.

Este martes por la tarde, organizaciones como el Observatorio Mexicano de la Crisis, The Hunger Project Mexico, Save the Children, World Vision Mexico, Oxfam, Greenpeace, Heinrich Böll Stiftung México, Centroamérica y Caribe y la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar se reunieron con el fin de definir las expectativas de las organizaciones de la sociedad civil frente a la cumbre de líderes del G-20 en Los Cabos, Baja California.

Los participantes coincidieron en que, además de establecer un canal de interlocución permanente, también es prioritario difundir las decisiones que se tomen al interior del G-20, ya que “todo lo que se decida se va a traducir en acciones y políticas locales”, según Artemisa Montes, del Observatorio Mexicano de la Crisis.

Si bien hasta ahora no se han anunciado grandes movilizaciones durante la cumbre de líderes, los próximos 18 y 19 de junio, la presidencia mexicana del G-20 dispuso un espacio para un foro alternativo en San José del Cabo, a unos 34 kilómetros de donde se reunirán los líderes.

Esta es la primera vez que un país latinoamericano preside el G-20. Tras el final de su mandato, México entregará la presidencia a Rusia, que también es parte del G-8.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad