Publicidad
Publicidad

HSBC pierde disco con datos personales

El banco dijo que la computadora extraviada tiene información de 370,000 clientes; el disco se perdió después de enviarse por correo a la reaseguradora Swiss Re.

El gigante bancario HSBC reveló que perdió un disco de computadora que contenía detalles de casi 400,000 clientes.

La unidad contenía los nombres, fechas de nacimiento y niveles de cobertura de seguro de 370,000 personas que tienen pólizas de seguro de vida en el banco, pero no contenía direcciones o detalles de cuentas bancarias, indicó el HSBC.

"El disco de datos perdido por el HSBC no contiene direcciones ni detalles de cuentas bancarias de ningún cliente y, por lo tanto, sería de una utilidad muy limitada, en caso de tenerla, para delincuentes", afirmó el banco en un comunicado.

Los datos estaban protegidos por una contraseña, añadió.

Publicidad

El disco se perdió a principios de febrero, según el banco, después de enviarse por correo Royal Mail desde las oficinas del grupo en Southampton a la reaseguradora Swiss Re.

No está claro en qué punto del viaje se perdió el disco.

"Se ha perdido entre A y B", dijo el portavoz de HSBC James Thorpe.

Por lo general, ese tipo de información se envía a través de un cable informático de enlace seguro, pero éste no funcionaba el día que se envió el disco.

Publicidad

El HSBC indicó que la reaseguradora está realizando una búsqueda exhaustiva.

El banco ha informado a la autoridad en la materia de Londres, la Autoridad de Servicios Financieros (FSA, en sus siglas en inglés), que podría iniciar una investigación.

Si se halla a la entidad bancaria culpable de una seguridad negligente, podría enfrentarse a una multa.

No se pudo localizar de forma inmediata a nadie de la FSA para hacer comentarios.

Publicidad

Norwich Union Life, una de las mayores aseguradoras de vida de Reino unido, fue multada en diciembre del año pasado con 1.26 millones de libras (2.52 millones de dólares) por este organismo por exponer a sus clientes al riesgo de fraude.

La debilidad de sus sistemas y controles permitió que una serie de estafadores suplantara a los clientes y obtuviera detalles sensibles de sus centros de llamadas.

En algunos casos, cambiaron direcciones y detalles de cuentas bancarias, lo que les permitió canjear en pólizas un total de 3.3 millones de libras el año pasado.

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad