Publicidad
Publicidad

Camel prohíbe fumar a sus empleados en la oficina

Reynolds American, la segunda mayor empresa de tabaco en EU, designará zonas para fumadores; los trabajadores podrán usar tabaco sin humo, incluyendo los cigarrillos electrónicos.
El comercio informal de cigarros repercute gravemente en la salud de la población. (Foto: Getty Images)
cigarro

En las oficinas de Camel ya nadie podrá fumar. Reynolds American, la segunda mayor compañía de tabaco de Estados Unidos, ya no permitirá que sus empleados fumen en la mayoría de los lugares de trabajo a partir del próximo año.

La compañía, que fabrica los cigarrillos Camel, está construyendo zonas especiales para quienes quieran fumar.

Pero fumar cigarrillos, cigarros y tabaco de pipa en los escritorios y en las salas de conferencias ya no será permitido, dijo el portavoz David Howard.

Los empleados y los visitantes podrán usar tabaco sin humo, incluyendo los cigarrillos electrónicos .

“Creemos que es lo correcto y el momento correcto para hacerlo, ahora que ofrecemos una línea completa de productos libres de humo,” dijo Howard. “Hará que el entorno laboral sea más agradable para los empleados y visitantes que no fuman.”

En Reynolds, la proporción de empleados que fuman es casi igual que el porcentaje de la población general adulta de Estados Unidos, de acuerdo con Howard. Los Centros para el Control de Enfermedades la estimaron en 18.1% en 2012, frente a 24.4% en 2005.

Publicidad

La compañía ha prohibido fumar en la cafetería y en los espacios de acondicionamiento físico por varios años.

“Esto en realidad es sólo una actualización de nuestra actual política,” indicó.

La American Nonsmokers' Rights Foundation (la Fundación estadounidense por los Derechos de los No Fumadores) estima que menos de la mitad de los trabajadores del país están protegidos por leyes que prohíben fumar en sus lugares de trabajo . Pero los estados tabacaleros tradicionales de Virginia, Carolina del Norte y Tennessee no tienen tales leyes, según el grupo.

Reynolds American está en el proceso de comprar a Lorillard, el tercer mayor fabricante de cigarrillos en EU, en una fusión de 27,400 millones de dólares que se espera se materialice en el primer semestre del próximo año.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad