Publicidad
Publicidad

El escándalo de Volkswagen alcanza a Brasil

La automotriz admite que el software para manipular motores se instaló en vehículos Amarok; estos autos son comercializados en Brasil y producidos en Argentina.
Volkswagen reconoció en septiembre pasado que instaló durante años el programa. (Foto: Reuters)
volkswagen logo

El fabricante de automóviles Volkswagen  admitió este miércoles que empleó un software para manipular los motores a diésel del vehículo Amarok, producido en Argentina y comercializado en Brasil.

Los motores manipulados corresponden a los modelos fabricados en 2011 y parte de 2012, aunque la compañía precisó en un comunicado que la aplicación del software no afecta a la seguridad de los vehículos.

Volkswagen también informó que las investigaciones llevadas a cabo en Alemania determinarán si la utilización del software consiguió sobrepasar los límites de emisiones establecidos en Brasil, como ha ocurrido en Estados Unidos y Europa.

A partir de 2016 Volkswagen llamará a revisión  a autos afectados por esta acción con el fin de llevar a cabo una actualización del programa.

El grupo Volkswagen reconoció en septiembre pasado que instaló durante años el programa en once millones de vehículos con motores EA 189 a diesel, lo cual permitía al vehículo pasar una prueba de emisiones contaminantes y trucarlas cambiando el régimen de funcionamiento del motor.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad