Publicidad
Publicidad

¿La deflación se pone de moda en el mundo?

México, al igual que la tendencia mundial muestra niveles bajos de precios, dice Roberto A. Ruarte; en tiempos de deflación lo mejor es tener dinero en efectivo, explica el especialista.
La deflación muchas veces aparece  en grandes procesos de recesión, indica el experto. (Foto: iStock by Getty Images.)
mercados commodities (Foto: iStock by Getty Images.)

En los últimos meses México ha registrado desaceleración en los datos inflacionarios. La más reciente cifra publicada en junio por el Banco de México (Banxico ) habla de una inflación anual de 2.87%, uno de los niveles más bajos de la historia.

Esta tendencia de baja inflación  es algo generalizada a nivel mundial. Salvo raras excepciones, la inflación parece estar en descenso y comienza a ponerse de moda  el concepto de deflación entre los analistas que siguen los precios de los diferentes activos financieros y commodities.

El lector seguramente ha leído o escuchado noticias que hablan de caída de precios, habrá visto titulares de la gran baja del petróleo, el oro, el cobre , la soja, el trigo, el maíz, así como de  las Bolsas de China y las europeas.

Además, descensos del real, las monedas de Colombia, Chile, el peso mexicano , el dólar neozelandés, el australiano y el canadiense.

Publicidad

Todo parece caerse. De la misma forma que la subida generalizada es inflación, la caída generalizada es deflación.

Muchos no han vivido un proceso deflacionario y el instinto de comprar y comprar a precios más bajos cada vez puede llevar a una persona directamente a la ruina.

Siempre habrá una excusa para comprar a precios más bajos, o porque cayó mucho, o por pronósticos de que viene la recuperación. Siempre parece uno encontrar en una caída generalizada de precios una oportunidad de compra, mientras los precios descienden y descienden.

¿Qué es lo mejor que uno puede hacer en un proceso deflacionario? La respuesta es simple: en la deflación no hay nada mejor que el ‘cash’ o efectivo porque en estos términos uno puede comprar más productos.

Publicidad

En un ejercicio alocado yo preguntaría si usted podría prestar dinero a alguien a tasa negativa. La respuesta racional diría que no.

Pero si usted supiera que los productos que usted desea comprar caerán a mitad de su precio ¿no prestaría dinero a tasa negativa? Todo un dilema.

En este proceso ¿los bancos centrales pueden llevar a tener tasas negativas de préstamos ? Le dejo la inquietud.

La deflación muchas veces aparece en grandes procesos de recesión y de depresión económica.

Publicidad

La gran crisis de los 30, con una caída en Wall Street del 95% de 1,929 a 1,932, produjo una caída generalizada de commodities, bonos, acciones y monedas. El único que se salvó fue el oro en términos reales y nada más. El único que ganó fue el que mantuvo dinero líquido en un banco seguro.

Para que usted entienda lo que es la deflación y qué hacer en la deflación vamos a poner un simple ejemplo con lo que ha estado pasando en el mundo en los últimos doce meses.

Aquella persona que haya tenido cash y más precisamente dólares americanos (al ser la divisa mas negociada en el mundo) hoy podría estar comprando muchos más productos que hace un año y es por eso que ya la deflación no es una utopía en el mundo.

Aquel que tenía 2,000 dólares americanos compraba el año pasado 20  barriles de petróleo con un precio de 100 dólares cada uno. Ahora, con un petróleo cotizando en 47 dólares puede comprar más de 40 barriles. Además, podría comprar un 40% más de oro, un 35% más de soja, un 40% más de cobre.

Publicidad

Para tomar una dimensión de lo que ha sido la deflación en los últimos doce meses, le recomiendo al lector que mire y estudie las gráficas de los siguientes tres fondos cotizados (ETF por sus siglas en inglés).

El siguientes es el DB Agriculture Fund (DBA), que sigue a los commodities agrarios y está compuesto por los futuros de 10, entre ellos la soja, maíz, trigo, algodón, café y azúcar ganado en pie. Este ETF lleva una pérdida aproximada del 28% en el año y se encuentra en nuevos mínimos.

Fuente: Roberto Ruarte

Publicidad

El segundo es el DB Base Metals (DBB), que aglutina metales básicos como el cobre, aluminio y el zinc. Este ETF acumula una caída del 25% y también está en nuevos mínimos.

Fuente: Roberto Ruarte

Por último el DB Commodity Tracking (DBC), que es el más llamativo pues lleva una pérdida de 42% y también está en nuevos mínimos. El DBC tiene entre sus componentes el petróleo o derivados de éste, además de oro, plata, cobre, maíz y aluminio.

Publicidad

Fuente: Roberto Ruarte

El petróleo

Publicidad

Si algo cae un 25%, con mi dinero puedo comprar un 40% más y si cae cerca del 50% puedo comprar exactamente el doble de ese producto.

Los commodities tienen un ciclo muy parecido entre ellos. Es de 30 años, de los cuales tienen 10 años de brillo y 20 años de mercado bajista. En los mercados bajistas existen fuertes recuperaciones, pero el mercado siempre termina perforando mínimos.

Si nos guiamos por el petróleo, el commodity más reconocido, tuvimos una década del 70 con mucho brillo, y luego dos décadas de baja, para luego tener una década brillante entre 1,998 y el 2008, y ahora estaría en las dos décadas de tendencia bajista.

Publicidad

Es por ello que mantenemos nuestro pronóstico para los próximos doce meses de caídas por debajo de los 32 dólares para el barril de crudo.

Como conclusión: la deflación se pone de moda. Parece que llegó para quedarse por muchos años, pero con el reconocimiento puede venir un rebote de precios antes de seguir la tendencia bajista empezada en los años 2,008 – 2,012.

* Roberto A.Ruarte es director/editor de Ruarte’s Reports y analista de Infosel. Síguelo a través de Twitter: @RuarteReports y de facebook.com/ruartereports

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad