Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Innovación con sabor a México

Lo que hará que México sea un país que produzca innovación será que logremos incrementar la inversión en educación y más emprendedores que decidan sacrificarse para invertir en una idea original.
Innovación
Innovación Hoy México está en la antesala de lo puede ser el inicio de una era liderada por emprendedores de alto impacto. (Foto: AlexLMX/Getty Images/iStockphoto)

Nota del editor: Ulrick Noel es fundador de Everdeen Capital, una firma boutique de servicios financieros e inversión de capital privado. Es líder de innovación en tecnología para Deloitte y ha participado como asesor en el lanzamiento de varias compañías basadas en modelos de negocios innovadores en Latinoamérica como Linio e Easy Taxi. Es además, profesor y consejero académico de ISDI, la escuela de negocios digitales con presencia en México, Silicon Valley, Barcelona y Madrid. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — Cuando uno camina por las calles o se sienta a tomar un café en Silicon Valley, Cambridge o Tel Aviv, es muy común ver gente con una computadora enfrente teniendo una junta hablando de algo emocionante en lo que están trabajando o creando. Hoy en algunos lugares de México empezamos a experimentar algo parecido, si uno va a los cafés o coworking de CDMX en la colonia Roma, a avenida del Estado en Monterrey, o algunos cafés en Zapopan; ahí están los nuevos emprendedores mexicanos como en los grandes hubs de innovación del mundo.

Sin embargo, esto no significa que México tenga la tarea cumplida en la generación de negocios de alto impacto innovadores. Estamos avanzando, pero no hemos llegado a nuestro potencial. Lejos quedaron atrás los legendarios emprendedores mexicanos como Don Eugenio Garza Sada o Emilio González Camarena, pues después de la Segunda Guerra Mundial, México decidió que su planteamiento competitivo sería el de ser un país exportador de petróleo y materia prima, manufactura de baja especificación y un lugar de mano de obra barata.

Lee: México cae en el Índice Global de Emprendimiento

Publicidad

Esto ocasiono que por muchos años nuestro sistema educativo se enfocara en entrenar profesionales para las tareas requeridas en esas industrias, lo cual nos empezó a separar de otras economías al no tener a los “diseñadores” de los nuevos productos o servicios y solo tener a los “constructores” de algunas de las partes.

Aunado a esto nuestro sistema político sumido en una corrupción paralizante no fue capaz de priorizar la inversión en educación como ingeniería y ciencias, por lo cual no éramos capaces de producir lo más importante para tener una economía basada en innovación: capital humano capacitado. A diferencia de Silicon Valley y Cambridge con sus grandes universidades e Israel con su gran gasto militar que produce ingenieros muy capacitados.

Afortunadamente estos días quedaron en el pasado y hoy México está en la antesala de lo puede ser el inicio de una era liderada por emprendedores de alto impacto que están resolviendo los grandes problemas del mercado mexicano, así como con un incremento en el apoyo gubernamental, los nuevos inversionistas de riesgo, las grandes compañías dispuestas a trabajar con startups, y asociaciones de apoyo como Endeavor y la Asociación de Emprendedores de México.

OPINIÓN: El discreto encanto de los subsidios para emprendedores

Publicidad

Como toda economía emergente estas nuevas oportunidades seguirán siendo todos los productos y servicios que:

  • Atiendan necesitares de servicios financieros, como Clip que hace posible a todos, el cobro con tarjeta de crédito (clip.mx),
  • Creen oportunidades de trabajo justas, como Aliada que permite que mujeres y hombres provean servicio doméstico en una plataforma e incremente sus ingresos por 2X,
  • Generen nuevos modelos de servicios de salud, como Clínicas del Azúcar y Medica Santa Carmen, que están revolucionando la atención de diabetes e insuficiencia renal respectivamente,
  • Provean acceso a educación certificada y de calidad, que hoy es uno de los MOC (Massive Oline Courses) que más crece en el mundo y que ofrece gran variedad del contenido en español.

Todas estas compañías fueron fundadas por emprendedores en México y están transformando sus industrias un cliente a la vez, pero a una velocidad que todas las empresas tradicionales con las que compiten se preguntan cómo lo hacen. La respuesta es muy fácil, es muy posible que no tengan los recursos de las grandes compañías, pero les aseguro que cada uno de los fundadores de estas compañías y sus equipos trabajan más de 100 horas a la semana para mejorar y crecer y eso es algo que ningún corporativo puede lograr sin multiplicar su costo de capital humano.

Lee: 20 emprendedores mexicanos en el CES 2018

Publicidad

En otras palabras, lo que hará que México sea un país que produzca innovación será que logremos incrementar la inversión en educación y que más emprendedores en México decidan sacrificar su tiempo, su familia, sus ahorros y parte su salud para invertir en una idea original y crear un modelo de negocio rentable y escalable.

En México, si algo sabemos hacer es soportar el mal tiempo y hacernos grandes ante la adversidad, y como muestra el pasado 19 septiembre que México demostró al mundo que nos sobran héroes sin capa para rescatar a los que nos faltan, para cobijar a los desamparados, para no cansarnos hasta que estemos todos. Esa misma pasión y compromiso es la que necesitamos para decir sí se puede y lo lograremos porque somos mexicanos y ese es nuestro súper poder.

Food for tougth

Es muy importante que como comunidad dejemos de glorificar a los emprendedores por lanzar sus compañías o levantar dinero, debemos empezar a premiar y comunicar cuando estas empresas generen dividendos a los inversionistas y produzcan productos y servicios de calidad de manera sostenida.

Publicidad

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad