Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: No debería sorprendernos que el héroe del vuelo de Southwest sea mujer

Tammie Jo Shults es prueba de que no hay un enfoque "femenino" en los trabajos de alto riesgo, particularmente en las fuerzas armadas o en seguridad pública, opina Juliette Kayyem.

Nota del editor: Juliette Kayyem es analista de seguridad nacional de CNN. Escribió el best-seller Security Mom: An Unclassified Guide to Protecting Our Homeland and Your Home. Da clases en la Escuela Kennedy de la Universidad de Harvard; fue subsecretaria del Departamento de Seguridad Interior en la presidencia de Obama y directora ejecutiva de Zemcar. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(CNN) — La imagen de un piloto bajo presión, haciendo un aterrizaje de emergencia heroico con un avión descompuesto, es el eje de muchas películas.

Tom Hanks protagonizó a Sully Sullenberg, el piloto sereno que aterrizó el vuelo 1589 de US Airways en el río Hudson, en 2009, en una cinta basada en los minutos que transcurrieron después de que una parvada dañara ambos motores del avión y Sully se viera obligado a aterrizar sin potencia.

Ahora, vuelvan a imaginarse esa escena.

Publicidad

Lee: Una ejecutiva de Wells Fargo fue la víctima de accidente de Southwest

Eso fue lo que pasó el martes 18 de abril, en un aterrizaje de emergencia de un avión de Southwest Airlines en Filadelfia , Estados Unidos. Un motor se rompió durante el vuelo, los escombros rompieron una ventanilla y la despresurización casi chupa a una pasajera, quien murió más tarde.

Las mascarillas de oxígeno se desplegaron y la piloto entró en acción. En las grabaciones de control de tráfico aéreo, con una voz serena y tranquila, la piloto demostró nervios de acero y aterrizó el avión rápidamente y con seguridad.

"Nos falta una parte de la aeronave", dijo la piloto al control de tráfico aéreo conforme descendían a tierra.

Publicidad

La gente pronto llamó heroína a la piloto. Su nombre es Tammie Jo Shults. Es una de las primeras pilotos de combate de la Armada estadounidense y la primera mujer que vuela un F/A-18.

null¿Por qué es importante? A final de cuentas, no lo es, y ese es el punto, particularmente para los pasajeros aterrados. Algunos hicieron llamadas de chat en video en lo que pensaron que eran sus últimos momentos y otros trataron de ayudar a los pasajeros heridos y a los viajeros aterrorizados. Fue una catástrofe potencial transmitida y tuiteada en tiempo real. ¿Estaban pensando en el sexo del piloto? Probablemente no. Todo lo que querían es que hiciera su trabajo impecablemente.

Pero la imagen de un piloto heroico —varón— hizo que algunos reportes fueran imprecisos; no es por molestar a CBS, pero la descripción de los hechos ("todos le aplaudieron y alabaron al piloto luego de que aterrizara la aeronave") fue incorrecta. Ese error fomenta el estereotipo del tipo genial que salva a las masas.

Shults hizo todo lo que un profesional altamente entrenado haría. No fue magia para ella ni para sus colegas; han entrenado y practicado para ese momento de crisis durante gran parte de su carrera. En otras palabras, es una heroína para nosotros, pero para ella y sus colegas, fue actuar justamente conforme al plan.

Publicidad

Lee: Aerolíneas revisan aviones tras accidente en Filadelfia

Una vez más, Shults es prueba de que no hay un enfoque "femenino" en los trabajos de alto riesgo, particularmente en las fuerzas armadas o en seguridad pública. Las mujeres deberían tener acceso porque en realidad no hay diferencia en su desempeño.

La lucha, por ejemplo, por lograr que las mujeres participen en combate en las fuerzas armadas estadounidenses —debate que desembocó en el acceso total de las mujeres en 2013— no se debió a que las mujeres tienen una forma de pelear, sino a que si se las entrena, las mujeres pueden tener el mismo desempeño que los hombres.

El objetivo de dar acceso a las mujeres a estos trabajos y a ascenderlas no tiene la intención de hacernos sentir bien, sino de no excluir a las mujeres si pueden desempeñarse tan bien como los hombres.

Publicidad

Lee: Una persona murió tras aterrizaje forzoso del vuelo de Southwest Airlines

Dejando a un lado nuestra imagen de la piloto heroína, Shults demostró que los "nervios de acero" pueden tener dos cromosomas X. La combinación de las inclinaciones naturales de una persona y el entrenamiento que recibió en las fuerzas armadas fueron factores clave en el aterrizaje seguro.

Estoy totalmente a favor de promover a una heroína y es probable que ya estén buscando al elenco para la película. Sin embargo, la lección aquí no es que la piloto se desempeñó heroicamente, sino que una piloto profesional hizo exactamente lo que ha entrenado para hacer.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad