Los juegos imprescindibles de PlayStation 4 para cerrar 2017

Los mejores juegos del año se caracterizan por innovar en sus mecánicas y ser arriesgados y actuales en lo temático.
Para aprovechar tu consola  Estos son los juegos esenciales para la consola de sony.
Gonzalo García Crespo
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El año 2017 quedará para la historia como el mejor, hasta el momento, en la actual generación de consolas. Ha sido el año del resurgimiento de Nintendo —gracias a Switch, sus acciones cotizan en sus niveles más altos desde 2008—, del reposicionamiento de Microsoft —con su apuesta por la potencia de Xbox One X— y de la consolidación de Sony y su PlayStation 4.

La consola más vendida de los últimos años ha recibido algunos de los mejores juegos de su historia en estos 12 meses.

En orden alfabético, estos son los más destacados:

Hellblade Senua's Sacrifice
(Ninja Theory)

"Este juego contiene representaciones de la psicosis. Personas con experiencias de psicosis y profesionales en psiquiatría han ayudado en esta representación", dice un aviso antes de empezar la historia, dejando claro que este juego no es ningún entretenimiento ligero ni banal. 'Hellblade Senua's Sacrifice' es uno de los grandes éxitos independientes del año: se llevó tres premios en los recientes The Game Awards, los Óscar del videojuego —a la mejor interpretación, al mejor diseño de sonido y al 'impacto'—, gracias a su tratamiento de un tema delicado como la enfermedad mental, que contó con la asesoría del departamento de neurociencias de la Universidad de Cambridge. Todo ello, envuelto en unos de los gráficos más espectaculares del año.

Horizon Zero Dawn


(Guerrilla Games)

El primer año de la era Trump trajo de nuevo la amenaza nuclear, en la escalada con Corea del Norte, que se creía terminada con el fin de la Guerra Fría. Aunque aún es pronto para que existan videojuegos que reflejen las circunstancias políticas actuales —pero ya existe la primera película como respuesta específica a la nueva presidencia de Estados Unidos, 'The Post', de Steven Spielberg—, la temática de algunos de los mejores juegos del año se presenta sorprendentemente coyuntural.

'Horizon Zero Dawn', el impecable estreno de Guerrilla Games en el género de los mundos abiertos, plantea una historia post-post-post apocalíptica, milenios después de la casi extinción de la raza humana, que comienza llena de clichés pero que poco a poco va revelando más y más capas, para convertirse en uno de los relatos de ciencia ficción más interesantes del año.
Esta crítica al militarismo, a los 'mesías' tecnológicos y a la intolerancia se desarrolla, además, en uno de los paisajes más bonitos y logrados que se han visto en un juego, lleno de cosas por hacer más allá de buscar plantas y cazar ciervos, como suele suceder en el género. "Este es un mundo por el que merece la pena luchar", dice uno de los personajes. Y no queda más remedio que darle la razón.

Si quieres saber lo esencial sobre el XBox One X, da clic aquí

Injustice 2


(NetherRealm Studios)

El año en que DC perdió la guerra contra Marvel en la gran pantalla —'La liga de la justicia', la película que reúne a sus superhéroes más famosos, como Batman y Superman, recaudó 200 millones de dólares menos en la taquilla global que 'Thor: Ragnarok', la tercera parte de un personaje secundario de Marvel—, al menos ganó una batalla en los videojuegos.

El juego de lucha más destacado de 2017 es este 'Injustice 2' que reúne a los personajes de DC y que sorprendentemente triunfa con los mismos elementos que han hecho fracasar a las películas: una apuesta por historias oscuras, con demasiada tendencia a la seriedad y personajes atormentados que han olvidado lo que es sonreír.

La razón de este éxito es que no es lo mismo ver a estos personajes con el ceño fruncido durante dos horas en un cine, lo que provoca el mismo sufrimiento en el espectador, que repartirse golpes con ellos desde el sillón de la casa. En estos último, aunque ellos sigan sufriendo, el jugador al menos se divierte.

Nier: Automata


(PlatinumGames)

En el año del resurgimiento de los juegos japoneses, este ha sido el éxito más inesperado. La saga Nier, que lleva muchos años siendo de nicho, saltó por fin al éxito masivo con su versión más depurada, gracias al apoyo de Platinum Games, unos genios con el género de acción que han creando una obra innovadora que cambia constantemente. Y tiene la mejor banda sonora del año, con el permiso de 'Persona 5'.

Su creador, Yoko Taro —que siempre aparece en público con una máscara en la cabeza— es una de las figuras más conocidas de la industria, un verdadero rock star que se ha ganado su fama a base de talento, una visión única y una crítica a la violencia poco habitual en un género que consiste básicamente en apretar botones para matar al enemigo.

'Nier: Automata' cuenta una guerra sin fin entre dos clases de robots cuyos creadores se extinguieron hace siglos. A partir de esta premisa desarrolla una estructura que obliga a jugar la historia varias veces, pero añadiendo multitud de variaciones y enriqueciéndola cada vez más, hasta llegar a uno de los mejores finales de la historia de esta industria, que muestra todo el potencial que ofrece la interactividad en los videojuegos, frente al cine o la literatura. Es un final que obliga al jugador a un enorme sacrificio a cambio del bien común. Pero la experiencia que ofrece este juego no se puede contar. Hay que vivirla.

Nioh


(Team Ninja)

Con el juego 'Demon's Souls' y la saga 'Dark Souls', el estudio japonés From Software creó un nuevo género, el 'estilo Souls', que se ha situado entre los más influyentes en los últimos años, dando lugar a numerosos imitadores. 'Nioh' es uno de estos imitadores, sí, pero también el que mejor lo ha hecho, manteniendo una personalidad propia. Largo, adictivo y desafiante, no defraudará a los fans del género.

Persona 5


(Atlus)

¿Un juego basado en las teorías de la identidad de Carl Jung, que cuenta la vida cotidiana de un adolescente japonés, que te obliga a trabajar en restaurantes de comida rápida para ganar dinero, a estudiar para los exámenes, a regar tus plantas, a aprender a hacer café? ¿Un juego con un gato que habla, sueños que cobran vida, ladrones que roban corazones, mundos fantásticos que se vuelven reales y dioses malvados?

Persona 5 es todo esto, y mucho más: es el mejor RPG en muchos años, una obra muy larga de la que no sobra ni un minuto, con un diseño para estudiar en las escuelas y la mejor banda sonora del año, con el permiso de 'Nier: Automata'.

También es un desarrollo que tiene algo importante que decir. El juego trata sobre la importancia de la responsabilidad personal y del compromiso frente a las injusticias, y enfrenta a los personajes a amenazas muy creíbles: profesores que abusan de sus alumnos, políticos hipócritas que sólo buscan su ganancia personal, mafiosos que aterrorizan a la comunidad... Es Japón, pero podría ser México, o cualquier otro lugar. Persona 5 es un juego actual, relevante y profundo en lo temático y lo jugable. Uno de los mejores del año.

Resident Evil 7


(Capcom)

La saga que popularizó el género del 'Survival Horror' había perdido la esencia en los últimos años, favoreciendo más la acción que el terror, pero provocando las quejas de muchos fans. Con esta séptima entrega, Capcom entona un 'mea culpa' devuelve el juego a sus orígenes: pasillos largos y tétricos, siniestras puertas cerradas, sótanos destartalados, y muy pocas armas para defenderse. En estos tiempos en los que triunfa la nostalgia —especialmente la ochentera—, la decisión de retomar las sensaciones de los primeros juegos del género resulta lógica. Pero más allá de eso, el resultado no es sólo un remix de aciertos del pasado, a lo 'Stranger Things', sino que logra también convertirse en algo novedoso.

What Remains of Edith Finch


(Giant Sparrow)

"Los juegos no cuentan historias, las comparten con el jugador", dijo hace una semana el fundador de los Game Awards, Geoff Keighley. En 'What Remains of Edith Finch' no hay ningún reto, ningún puzzle a resolver, ningún combate a superar. Es un paseo de dos horas y media por una antigua casa, en donde la única superviviente de una familia trata de descubrir qué les pasó a sus antepasados, y si es cierto que existió una maldición sobre ellos.

Te decimos lo que debes saber del Xbox One X
¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Para los que se preguntan si las historias en los videojuegos pueden alcanzar la misma intensidad que en el cine, aquí tienen la respuesta: cuando hayan 'experimentado' la escena en la que encarnan a un bebé que juega en la bañera bajo la música de Tchaikovsky, mientras su padre se pregunta de qué se ríen los niños cuando están solos, sabrán por qué esta obra independiente y única ganó el premio a la mejor narrativa en los Game Awards. Si sólo juegan para meter goles o matar nazis, esto no es para ustedes. Pero si buscan cosas nuevas, no se lo pierdan.

Wolfenstein 2: The New Colossus


(MachineGames)
Hablando de matar nazis, una de las actividades más antiguas desde que existen los videojuegos, 'Wolfenstein 2' destaca precisamente por su back to basics. En un Estados Unidos dominado por los nazis, el Ku Klux Klan y el racismo —cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia—, el jugador encarna a la resistencia. El resto se lo pueden imaginar: acción sin freno, disparos, más disparos y explosiones para el shooter más desprejuiciado del año. En una época de mecánicas más que complicadas, en el que el sistema de progresión de 'Star Wars Battlefront 2' desató la ira de los jugadores, del gobierno de Hawaii y de la Unión Europea, la sencillez no es solo una virtud, sino una declaración de principios.

Ahora ve
YouTube y Facebook luchan contra el peligroso reto de comer detergente
No te pierdas
×