Así serán los autos del futuro por dentro

La proveedora de componentes automotrices inauguró su primer centro de desarrollo tecnológico en Silicon Valley, en donde se desarrollarán tecnologías para interiores dirigidas hacia autos autónomos.
Cabinas futuristas  Los asientos de la cabina concepto de Faurecia pueden medir el ritmo cardiaco.  (Foto: Cortesía Faurecia )
Gabriela Chávez /
SUNNYVALE, CALIFORNIA (Expansión, Expansión) -

Faurecia es la nueva automotriz en Sunnyvale, California. La firma francesa proveedora de componentes para autos inauguró su primer centro de innovación y desarrollo en el valle del silicio, en el cual la firma empleará al menos a 40 personas dedicadas a desarrollar tecnología de interiores para el materializar la cabina de los autos del futuro.

“Este centro es una muestra de la colaboración con el ecosistema y esto es solo para recordar el liderazgo de tenemos en la industria”, dijo Hervé Guyot, vicepresidente de estrategia de Faurecia durante la presentación.

La idea de las cabinas del futuro está enfocada a una forma de conducir casi enteramente autónoma, en la que el interior del auto esté diseñado con cámaras y sensores que brinden experiencias personalizadas, desde el sonido hasta la forma del asiento, para que el tiempo dentro de la cabina sea más productivo.

Los viajes compartidos autónomos están cerca de ser una realidad

Alejandro Galicia, gerente de programas para Faurecia en el centro de Silicon Valley, es el único mexicano que laborará en este centro; él junto con el resto de los equipos de ingenieros estarán enfocados en probar y desarrollar los componentes de dicha cabina y cuál es la aplicación más adecuada para los clientes automotrices del mercado con los que trabaja la empresa gala, entre los que destacan Renault, Volkswagen, Tesla e incluso Byton, la más reciente fabricante china que planea producir autos eléctricos de manera masiva.

También lee: Byton, una sala de estar que se maneja sola

De acuerdo con Guyot, esta sede es una de las cuatro que planea tener la firma en el mundo en los próximos años para desarrollar las diferentes tecnologías que conforman su estrategia de innovación a futuro. Las siguientes sedes incluyen: Canada, Singapur e Israel.

“Estamos en un modo de integración con distintas tecnologías, desde inteligencia artificial, sensores, salud y otras tecnologías que nos ponen en línea para lo que buscamos en un futuro que empujen a Faurecia hacia ser una empresa de tecnología”, dijo Harvé

Este es el primer año, en más de 20 años de la compañía, en los que no se presentan en el Auto Show de Detroit (NAIAS) para presentarse solo en CES, en la ciudad de Las Vegas, pues hacia los siguientes años su enfoque se ve mucho más tendiente al desarrollo tecnológico para diferentes jugadores automotrices, desde los autónomos, los eléctricos hasta aquellos servicios de movilidad compartida o de transporte de carga.

Otro de los objetivos de esta plataforma en Silicon Valley será la convivencia con startups locales a través de aceleradoras su propio fondo de inversión.

“Hemos invertido en siete startups estamos dirigidos a desarrollar tecnología. No es tanto de buscar el retorno de inversión de las inversiones pero el objetivo es incubar su tecnología para integrar en nuestras innovaciones”, dijo Hervé, vicepresidente de estrategia.

Recomendamos: Lo bueno y lo malo que nos dejó el CES 2018

Manejar con todos los sentidos

Como parte de la presentación, un modelo concepto de Renault, dejó ver materializado el concepto de la cabina del futuro que tiene la empresa en sus planes.

La experiencia de manejo es distinta a una convencional desde la idea, de que para ingresar al auto no se necesita una llave, si no una tarjeta con NFC con datos detallados de las preferencias de cada pasajero.

Antes de poder abrir una puerta de la SUV, cada pasajero debe de dar de alta una tarjeta con nombre, apellido, estatura, géneros de música preferida y correo electrónico; una vez que esto está listo, el pasajero se acerca al costado del auto y pega la tarjeta. Tras este movimiento el asiento comienza a ajustarse a la medida de la persona.

Una vez dentro, el espacio se personaliza dependiendo del conductor y del copiloto. El tablero, touch, se mueve para desplegar la ruta programada, mientras una cámara registra la cara de la persona para terminar de ajustar su ambiente personal, como la música que va a escuchar.

Lee también: Faurecia invierte 33 mdd en Puebla

Los sensores en el asiento, llamado active wellness, son capaces de ajustar la postura del usuario, medir su ritmo cardiaco y dar masaje; en la cabecera cada pasajero puede escuchar algo diferente, desde música hasta una llamada, sin que lo escuche o intervenga con lo que escucha el copiloto.

Mientras el auto se maneja se puede cambiar el perfil, de autónomo a de control humano de conducción, caso en el que las cámaras deberán determinar si la persona está en condiciones de retomar el control de la máquina o está cansado o impedido para hacerlo.

La firma comentó que esta cabina saldrá a producción para camiones y carga en el corto plazo; sin embargo, la firma aún no reveló con que firmas saldrán estos conceptos a producción comercial aunque uno de los enfoques que buscan son las experiencias compartidas como ridesharing.


¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.
Ahora ve
Estados Unidos da pruebas de embarazo a niñas migrantes detenidas
Te Recomendamos
×