Jóvenes LGBQ en EU están en riesgo grave de suicidio, según una investigación

Pese a los avances, son muchos los adolescentes estadounidenses de esta comunidad que viven en entornos perjudiciales, de acuerdo con los expertos.
Cambios  Lo que mueve a los adolescentes es que no todos viven en una cultura que los apoye, ni siquiera con los avances en materia de matrimonio entre personas del mismo sexo, los programas incluyentes contra el acoso ni la protección contra la discriminación.  (Foto: iStock)
Jen Christensen
(CNN) -

Los adolescentes LGBQ son más propensos a planear o a intentar suicidarse, según una investigación que se publicó el 19 de diciembre en el boletín JAMA.

Tras analizar las respuestas del Estudio Nacional de Conductas de Riesgo entre la Juventud 2015 de Estados Unidos, los investigadores determinaron que el 40% de los preparatorianos a los que se considera minoría sexual (que se identifican como gays, lesbianas, bisexuales o que no están seguros de su orientación) estaba pensando seriamente en suicidarse.

Los adolescentes transgénero no se incluyeron en este estudio del gobierno estadounidense; sin embargo, las investigaciones han demostrado que los jóvenes transgénero podrían estar en un riesgo igual —si no es que mayor— de suicidarse.

Lee: Así es la tortura a la comunidad LGBT en China

El estudio, a cargo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, se centró en una muestra representativa nacional de 15,624 estudiantes de todo el país, de entre 2º de secundaria y 3º de preparatoria (usualmente de entre 14 y 18 años). De los estudiantes pertenecientes a las minorías sexuales analizadas en el estudio, el 34.9% planeaba suicidarse y el 24.9% lo había intentado en el año anterior.

Esas cifras son excepcionalmente altas si las comparamos con las cifras de los adolescentes heterosexuales: el 14.8% consideró seriamente suicidarse, el 11.9% había planeado suicidarse y el 6.3% lo había intentado a lo largo del año pasado.

Los niños bisexuales presentaron el mayor riesgo de suicidio: el 46% pensó en suicidarse a lo largo del año pasado. Las niñas bisexuales fueron las más vulnerables, ya que casi el 48% dijo que habían pensado en quitarse la vida.

Las niñas que se consideran lesbianas también tienen incidencias mayores. Más del 40% dijo que había pensado seriamente en suicidarse a lo largo del año pasado; para comparar, el 19.6% de las niñas que se consideran heterosexuales dijeron que habían pensado seriamente en suicidarse a lo largo del año pasado. En el caso de los varones que se consideran homosexuales, la proporción fue del 25.5%.

Lee: Las marcas que apoyan a la comunidad LGBT

En investigaciones previas se ha notado que las tasas de riesgo de suicidio en ese segmento son mayores, pero gran parte del trabajo se origina en encuestas regionales o con adolescentes que no integraban una muestra general de la población.

Esta investigación es una de las primeras que ofrece un estimado relativo a la población general y que documenta que la experiencia de los adolescentes LGBQ con el suicidio es diferente a la de otros jóvenes.

"Queremos que este sea un llamado de atención y un llamado a la acción con el fin de que esto se vuelva parte del proyecto nacional para abordar esta crisis de salud pública tan real", dijo John W. Ayers, coautor del estudio y epidemiólogo computacional que trabaja como profesor adjunto en la Universidad Estatal de San Diego.

Ayers espera que las cifras propicien una "reacción integral" de parte de los políticos, del personal clínico y de los padres de familia y los maestros. "Aunque esta sea un segmento pequeño de nuestra población adolescente, la carga es tremenda".

Lee: Acabar con la discriminación laboral a las personas LGBTI

Jason Cianciotto, director ejecutivo de la Fundación Tyler Clementi, coincidió.

"La pregunta es cuántas veces vamos a revelar la misma información aterradora sobre los jóvenes de Estados Unidos antes de hacer algo al respecto", se preguntó Cianciotto, quien no participó en el estudio. La familia Clementi creó la fundación para combatir el acoso luego de que Tyler, quien había sido víctima de acosos por ser gay, murió en 2010 tras saltar de un puente.

Disney Channel lleva a la TV por primera vez una historia de amor homosexual

Cuando Cianciotto estaba escribiendo el libro LGBT Youth in America's Schools, se encontró con una estadística desconcertantemente similar sobre el suicidio que databa de finales de la década de 1980.

Explicó que lo que mueve a los adolescentes es que no todos viven en una cultura que los apoye, ni siquiera con los avances en materia de matrimonio entre personas del mismo sexo, los programas incluyentes contra el acoso ni la protección contra la discriminación. Muchos cristianos evangélicos, por ejemplo, siguen predicando que los jóvenes LGBTQ van a irse al infierno.

OPINIÓN: La homofobia es un gran problema

"Aún hay demasiados jóvenes LGBTQ que crecen en entornos perjudiciales; los rechazan en casa, en la iglesia o en la escuela; sufren acosos generalizado; carecen de acceso a espacios seguros o de apoyo, y no cuentan con atención física o mental de respaldo; todos esos factores se acumulan e incrementan el riesgo de suicidio", explicó Cianciotto.

Las investigaciones han demostrado que los estudiantes gays, lesbianas y bisexuales tuvieron menos pensamiento suicidas o intentaron el suicidio menos cuando las escuelas entablaban alianzas entre homosexuales y heterosexuales y cuando tenían políticas a largo plazo que prohíben la expresión de la homofobia. Sin embargo, no todas las escuelas cuentan con esta clase de programas; no obstante, grupos nacionales como el Trevor Project ofrecen líneas de apoyo para crisis las 24 horas al día, los siete días a la semana, para apoyar a los jóvenes LGTBQ.

Lee: La Federación Mexicana de Empresarios LGBT lanza nuevos programas de inclusión

En un estudio independiente sobre cuestiones de suicidio relacionadas con los adolescentes LGBTQ, que también se publicó el martes, los investigadores notaron que el riesgo de suicidio había aumentado y determinaron que estos adolescentes tenían más probabilidades que sus compañeros heterosexuales de haber vivido alguna forma de experiencia adversa (como abusos) durante la infancia. Los autores de este estudio también señalaron que hay pruebas de que las tasas de suicidio han aumentado en este grupo de edad.

"Muy poco está cambiando; nuestra sociedad ha recurrido a los curitas por demasiado tiempo para resolver este problema", dijo Cianciotto. "Aunque los curitas son buenos, necesitamos ayudar abordando mejor las raíces de estos problemas".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.
Ahora ve
La Ciudad de México dejaría de percibir hasta 900 mdp sin las fotomultas
Te Recomendamos
×