Alimentos procesados incrementan riesgo de desarrollar cáncer

El incremento en el consumo de alimentos ultraprocesados se relaciona con el aumento del riesgo de desarrollar cáncer.
Los alimentos ultraprocesados  componen hasta el 60% de la dieta en Estados Unidos y más del 50% en Reino Unido  (Foto: iStock)
Jen Christensen
(CNN) -

Los alimentos ultraprocesados no son famosos por sus cualidades saludables. Lo sabemos y, pese a ello, es difícil resistirnos a las donas que tu amable colega llevó a la oficina. Ahora, las investigaciones que se publicaron el 14 de febrero en el boletín The BMJ podrían hacer que al menos te pongas a pensar antes de escoger la rosa con chispas.

Los investigadores descubrieron que las personas que consumen más alimentos ultraprocesados tienen un riesgo mayor de desarrollar cáncer. Estos alimentos son los que tienen palabras irreconocibles e impronunciables en la lista de ingredientes, ya sean los dulces que te dejan la lengua azul o las sopas enlatadas que aparentemente son más saludables pero que están llenas de saborizantes artificiales, aditivos o emulsionantes. La mayoría de los alimentos están procesados hasta cierto grado, pero los alimentos ultraprocesados usualmente tienen más calorías, sodio y azúcares.

Las investigaciones han demostrado desde hace mucho que las personas que viven de alimentos ultraprocesados suelen tener más obesidad y sobrepeso. También es más probable que tengan problemas cardíacos y de circulación o diabetes, según los estudios. Comer mucha carne procesada, como las salchichas, también se relaciona con el incremento del riesgo de desarrollar cáncer de colon y recto.

Los investigadores descubrieron esta relación con el cáncer cuando analizaron los registros alimentarios de casi 105,000 adultos del grupo NutriNet-Sante, un grupo de población general en Francia. Los participantes registraron lo que comían en una lista de 3,300 alimentos categorizados, según el grado de procesamiento, a través de un sistema llamado NOVA. Lo que los científicos descubrieron es que un incremento del 10% en la proporción de alimentos ultraprocesados en su dieta se relacionó con un incremento considerable de más del 10% en el riesgo de desarrollar cualquier tipo de cáncer y cáncer de mama, específicamente.

"Las grasas y las salsas ultraprocesadas y los productos y las bebidas azucarados se relacionaron con un incremento en el riesgo de desarrollar cáncer en general", según el estudio. "Los productos azucarados ultraprocesados se relacionaron con un incremento en el riesgo de desarrollar cáncer de mama".

Lee: 11 consejos para desintoxicarte de los alimentos procesados

Las personas que solían comer más alimentos ultraprocesados también suelen fumar más y hacer menos ejercicio que los demás, pero los autores controlaron estos factores y pese a ello, determinaron que el riesgo de desarrollar cáncer seguía siendo elevado.

"Fue muy sorprendente la solidez de los resultados. La relación era muy sólida e hicimos muchos análisis sensibles y ajustamos los hallazgos según muchos factores coincidentes, pese a lo cual los resultados fueron bastante preocupantes", señaló Mathilde Touvier, coautora del estudio.

Lee: Beber en exceso, ¿qué efectos tiene sobre tu salud?

"Lo que la gente come es una expresión de su estilo de vida en general y podría no estar relacionado causalmente con el riesgo de desarrollar cáncer. Por ello, es necesario descartar lo que se conoce como factores de confusión", señaló Tom Sanders, director científico de la Fundación Británica para la Nutrición y profesor emérito del King's College de Londres. Sanders, quien no estuvo involucrado en el estudio, dijo que los autores hicieron ajustes estadísticos para compensar parte de ello, pero advierte que "el enfoque de categorizar los patrones dietéticos que dependen de los alimentos procesados industrialmente en relación con el riesgo de desarrollar una enfermedad es novedoso, pero probablemente necesita refinarse antes de poder traducirlo en consejos alimentarios prácticos".

La organización no lucrativa Association of Food Industries no respondió a las solicitudes de comentarios.

Marji McCullough, directora estratégica de Epidemiología Nutricional de la Sociedad Estadounidense para el Cáncer, recomienda interpretar con cautela los factores responsables del riesgo de desarrollar cáncer, relacionados con los alimentos ultraprocesados. "Este estudio no significa que la gente deba pensar que si se come una galleta, le va a dar cáncer", explicó McCullough. "El mensaje principal de este estudio fue analizar el patrón alimentario en general, no un ingrediente específico, lo que respalda gran parte de lo que ya sabemos".

Lee: 10 datos que debes conocer del cáncer en México

Dijo que, por ejemplo, la gente que come más alimentos procesados probablemente consume menos alimentos saludables que podrían prevenir el cáncer. Los nutriólogos recomiendan una dieta rica en granos integrales, frutas y verduras en vez de alimentos con escaso valor nutricional.

Touvier también señaló que se trata de un estudio de observación, lo que significa que los científicos no saben exactamente qué está causando el incremento del riesgo de desarrollar cáncer, pero que su equipo del Centro de Epidemiología e Investigación Estadística de la Universidad de la Sorbona en París tiene pensado analizar más a fondo cuál podría ser la relación. "Ahora, el desafío es separar los diferentes alimentos y entender esta relación para ver específicamente qué es lo que está teniendo este efecto".

En estudios en animales se ha demostrado que algunos aditivos son "candidatos bastante buenos" para ser carcinógenos, de acuerdo con Touvier, "pero habría que ver si también son carcinógenos en la población humana".

Si estás empezando a preocuparte por lo que trajiste para almorzar, Touvier advierte que no hay que ser "demasiado alarmistas" respecto a esta investigación. Sin embargo, los alimentos ultraprocesados ocupan una parte cada vez más prominente en la dieta mundial. En un estudio de 2016 se descubrió que el 60% de las calorías de la dieta promedio estadounidense proviene de esta clase de alimento. En un estudio de 2017 se determinó que componen hasta el 50% de la dieta canadiense y más del 50% de la dieta británica. Asimismo, cada vez se consumen más en el mundo en vías de desarrollo.

La dieta balanceada y diversa debería considerarse prioridad de salud pública, de acuerdo con los autores del estudio. "Comer alimentos de verdad y tratar de limitar los artículos ultraprocesados", señaló Touvier. "Al menos hasta que sepamos más".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.
Ahora ve
Más que algunos equipos, las Matrioskas rusas son un éxito en el Mundial
Te Recomendamos
×