Cómo fomentar en los niños la pasión por aprender

Cuando la escuela ya no es para los niños una cuestión de aprender sino de mérito escolar, las respuestas correctas y las calificaciones, pueden comenzar a pensar que aprender no es divertido.
Para los niños  a menudo es suficiente jugar con arena, apilar bloques e incluso solo mirar sus manos.  (Foto: iStock)
Christine Elgersma, Common Sense Media
(CNN) -

"¡Mira! ¡Cuando mezclo estas pinturas, tengo un color nuevo!" ¿No se desborda de felicidad tu corazón al ver a tus hijos entusiasmados con el aprendizaje? Es una confirmación de que la escuela y las calificaciones son solo una señal de que tus hijos están aprendiendo.

Aunque las calificaciones y los exámenes son importantes, ¿no lo es también el brillo en sus ojos cuando descubren un "nuevo" insecto en el patio, ven una pintura que los inspira a crear su propio arte y superan la frustración yéndose a jugar? Al final, queremos que su amor por el aprendizaje vaya más allá de la escuela y esté con ellos a lo largo de toda su vida.

Desafortunadamente, muchos niños comienzan a perder su pasión por aprender a medida que crecen. Algunas investigaciones indican que el 40% de los estudiantes de secundaria en Estados Unidos tienen poco o ningún interés en la escuela. ¿Cómo llegan a ese punto?

Para algunos niños, la escuela ya no es cuestión de aprender sino de mérito escolar, las respuestas correctas y las calificaciones. Cuando eso sucede, pueden comenzar a pensar que aprender no es divertido. Y a medida que crecen, quieren hacerse los importantes y evitan mostrar un sentido de asombro por casi cualquier cosa, al menos ante nosotros. Incluso los niños con calificaciones sobresalientes a veces solo buscan el 10 en la boleta y han perdido de vista el aprendizaje.

Lee: Los 5 cambios en los nuevos planes de estudio de la SEP

La buena noticia es que incluso cuando los niños afirman que no les gusta aprender, sí les gusta. Tal vez no levanten la mano los primeros, tal vez sus calificaciones no reflejen lo que saben (y no saben), y tal vez no pueden articular por qué les gusta aprender, pero hay cosas que podemos hacer para combatir esta tendencia. Y los medios y la tecnología que están literalmente al alcance de los niños pueden ayudar. Aunque es mejor inculcar en los niños la pasión por aprender cuando son pequeños, nunca es demasiado tarde. Estos son consejos para mantener vivo en ellos el amor por el aprendizaje:

Hazlo desde que son pequeños y con frecuencia

Los bebés y los niños pequeños encuentran todo fascinante: a menudo es suficiente jugar con arena, apilar bloques e incluso solo mirar sus manos. Los padres pueden construir sobre esta inclinación natural de muchas maneras.

Primero, puedes compartir su asombro por el mundo. Si tu hijo se asombra con una tela de araña o se deleita con el camión de la basura, refleja tú también ese entusiasmo y construye sobre él haciendo preguntas y observando cosas: "Las ruedas del camión son círculos. ¿Qué otras formas veo?" o "Me pregunto qué tipo de araña hizo esta casita".

Salir al mundo para tener aventuras también es una gran manera de inspirar el aprendizaje. Paseos por la naturaleza, museos, viajes por carretera e incluso tu propia calle pueden tener toneladas de oportunidades para descubrir cosas y maravillarse con lo que ve. Además de mostrar emoción y compartirla, los padres pueden ayudar a los niños a comprender lo que experimentan. Observar, jugar, explorar y conversar con tu hijo lo ayuda a comprender y a continuar un diálogo.

Utiliza los medios para inspirar el aprendizaje


  • Leerle a tus hijos no solo inspira el aprendizaje y sienta las bases de la alfabetización, si comentas y haces preguntas mientras lees, les muestras que la lectura puede ser un proceso activo.
  • No descartes los pasatiempos favoritos de los niños en internet, como ver videos en YouTube o las redes sociales como posibles oportunidades de aprendizaje. Ve videos que examinan conceptos únicos, como los de Khan Academy, Vsauce y SciShow. Pregúntales a los niños qué temas les interesan, qué están compartiendo sus amigos y qué está de moda para que saques ideas.

Da ejemplo

Además de ser abierto acerca de tu propio asombro y curiosidad, también puedes ser un modelo a seguir para el proceso de aprendizaje. Cuando sientes curiosidad por algo, ¿qué haces a continuación? Nos hemos acostumbrado a buscar las respuestas en Google, pero a veces es divertido hacer más preguntas y tratar de resolver las cosas sin la ayuda de la tecnología. ¡Y a veces, un misterio irresoluble es parte de la diversión!

Lee: Una obsesión que beneficia al cerebro de tu hijo

Hablar con tu hijo durante el proceso de aprendizaje muestra algunas formas en las que este puede darse y deja claro que aprender es también cosa de adultos. Esto puede ser tan simple como compartir lo que estás aprendiendo de una película o un programa de televisión.

Es especialmente bueno guiar a los niños a través de lo que sucede cuando te topas con obstáculos. Por ejemplo, si estás leyendo artículos o manuales para aprender una nueva habilidad en el trabajo o está probando una nueva rutina de ejercicios, háblale de las partes difíciles y de lo que haces para superar los obstáculos: "Nunca he hecho este tipo de ejercicio, así que estoy cometiendo muchos errores, pero pedí ayuda y soy paciente conmigo mismo mientras practico". Y cuando cometas errores, explícale cómo podemos aprender de ellos y, a veces, incluso convertirlos en un "hermoso error".

Utiliza los medios para dar ejemplo


  • Encuentra medios que puedan usar juntos. Ver que aprendes algo, por ejemplo, mientras juegas juegos familiares o aplicaciones trivia, demuestra el proceso. También considera ver películas y programas de televisión que ayudan a fomentar la curiosidad.
  • Muestra a los niños cómo usar referencias y aplicaciones de búsqueda para obtener una comprensión más profunda de un tema.

Lee: La necesidad de educación financiera en las escuelas

No exudes seguridad

Se suele creer que aprender es tener la respuesta "correcta" y que los adultos son los guardianes del conocimiento. En lugar de ser siempre el experto, conviértete en un explorador junto con tu hijo y deja que él te enseñe en el camino. Si ves que tiene conocimiento e ideas, no solo digas, "wow, eres inteligente", ya que los estudios muestran que los elogios vacíos pueden ser contraproducentes. Reforzar su esfuerzo y su proceso con observaciones específicas tiene un mayor impacto.

Aunque quieras impartir tu sabiduría, trata de mantenerte abierto y curioso acerca de otras posiciones o más datos sobre un tema. Fomenta la resolución de problemas y el pensamiento crítico profundizando, examinando puntos de vista opuestos y buscando conexiones. Preguntar "¿qué piensas?" siempre es un buen lugar para empezar cuando un niño siente curiosidad.

Y si hay un problema que puedan resolver juntos (reparar una estantería, investigar posibles mascotas, usar una nueva receta) ¡adelante! Trabajar por medio de pasos y etapas, encontrar información y desentrañar momentos difíciles muestra a los niños que seguimos aprendiendo toda la vida.

Utiliza los medios para explorar lo que no sabes


  • Descubre diferentes ángulos o puntos de vista, no para consentir o justificar cosas que se oponen a tus valores, sino para ayudar a los niños a aprender a pensar críticamente sobre lo que ven y oyen. Lean o vean noticias de actualidad juntos y verifiquen las historias para descubrir información adicional para formarse una opinión.
  • Vean documentales sobre diversos temas, como historia, los animales y el espacio. Compartir nuevos descubrimientos aumenta el conocimiento, pero también el vínculo con tu hijo.

OPINIÓN: Formación de líderes en las escuelas, el papel del maestro

Ve más allá de las materias y las habilidades

Claro, queremos que nuestros hijos sean buenos en matemáticas, lectura y ciencias, pero ¿qué hay de las llamadas "competencias sociales" como la amabilidad, la empatía y la perseverancia? Aunque pueden ser difíciles de medir, queremos que nuestros hijos sigan aprendiendo cómo ser el mejor ser humano que puedan ser.

Al igual que las habilidades más concretas, la construcción de estos rasgos de carácter se presta para dar ejemplo y narrar de suerte que los niños puedan ver cómo los adultos resuelven problemas interpersonales: "Una persona en el trabajo dijo algo que me enojó, así que tuve que echar mano de algunas habilidades para calmarme, y luego usé declaraciones de 'yo siento' cuando hablé con ella sobre eso". Asumir la responsabilidad de los errores, reparar el daño y mostrar autoconciencia sobre las fortalezas y debilidades es también una buena forma de demostrar cómo seguimos trabajando en nosotros mismos y nunca somos perfectos.

Utiliza los medios para fomentar las competencias sociales


  • Echa un vistazo a programas de televisión y películas que hacen hincapié en rasgos de carácter específicos.
  • Da ejemplo de una conducta en línea responsable para que los niños sean respetuosos con los demás cuando comiencen a interactuar en internet. Las competencias en la ciudadanía digital son tan importantes como las académicas, no solo para las vidas sociales de los niños, también para sus posibles carreras. Busca más información sobre las redes sociales para que tus hijos tengan experiencias positivas en línea.

Alienta la autonomía y apoya la autorreflexión

Es importante dejar que los niños prueben cosas, fallen y vuelvan a intentarlo. Incluso a medida que crecen y quieren intentar cosas por sí mismos, déjalos, dentro de lo razonable, por supuesto. Tomar decisiones y tener cierta independencia les enseña lecciones especiales que no pueden aprender en ningún otro lado, como la resiliencia.

Cuando a los niños generalmente se les dice lo que necesitan aprender en la escuela, poder explorar sus propios intereses puede ser realmente poderoso. No solo pueden sacar provecho de sus propias pasiones, sino que también pueden aprender cosas que son especialmente relevantes para sus vidas reales, como cambiar una llanta, organizar un juguetón para la caridad o cocinar.

También es útil hacer que los niños examinen su propio proceso de aprendizaje. La autorreflexión, la conciencia y la metacognición (entender cómo uno aprende), permiten que los niños adquieran una comprensión más profunda de sí mismos y cómo abordar nuevos temas y circunstancias.

Utiliza los medios para alentar a tus hijos a aprender por sí mismos

  • Digamos que tu hija adolescente está en Instagram maravillada con la nueva línea de maquillaje de Rihanna. Pregúntale en qué se distingue ese producto de otros, cómo se comercializa y por qué Rihanna se toma el tiempo para hacer eso. Tal vez puedas aprovechar los intereses de tu hija y convertirlos en una discusión sobre las marcas y ser un emprendedor.
  • Organiza un desafío donde todos tengan que compartir en la cena un hecho fascinante que aprendieron ese día. Twitter es una mina de oro de datos. Prueba con: #AP_Oddities, Bill Nye the Science Guy o #wokeletter.
¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.
Ahora ve
Ancianos jubilados en Venezuela exigen el pago de su pensión en efectivo
Te Recomendamos
×