Un enfoque global para renovarse

El CEO de FEMSA destaca la importancia de innovar y arriesgar para que las empresas permanezcan; sin embargo, en un mundo global los empresarios son responsables de respetar culturas y diferencias.
fernández carbajal  (Foto: Selma Fernández)
José Antonio Fernández Carbajal*

Contar la historia de una empresa centenaria como FEMSA permite reflexionar sobre la importancia que tiene renovarse o morir. Desde nuestra fundación en 1890, uno de los desafíos más importantes que hemos enfrentado para permanecer y crecer ha sido innovar.

Innovar es un reto constante e implica crear una forma propia de hacer las cosas. Arriesgarse, emprender y, en ocasiones, construir desde cero, así como imaginación para nuevas ideas y soluciones. Al mismo tiempo, capacidad de análisis, calcular la viabilidad de las ideas y contar con un enfoque que permita estimular la diferenciación.

Con innovación es como Coca-Cola FEMSA se ha convertido en uno de los embotelladores más importantes del sistema Coca-Cola, y como OXXO se volvió la cadena de tiendas de conveniencia más grande y rentable de Latinoamérica.

El enfoque global también requiere de una adaptabilidad cultural. Es fundamental estar abierto a los cambios, respetar y dar cabida a las diferencias, pues todo esto nutre la forma de hacer negocios y mantiene viva la capacidad de aprendizaje.

Sin duda, no debemos olvidar nuestra responsabilidad como empresarios. No hay recetas ni caminos fáciles. ¿Qué es lo que hemos aprendido? Que no hay desafíos imposibles.

Tenemos la certeza de que siempre hay una forma de afrontar los retos, con optimismo, innovación y trabajo.

Nuestra decisión es seguir y honrar la filosofía que hemos heredado, con hechos y acciones que generen valor y cumplan la promesa de participar en la construcción de mejores países.

*José Antonio Fernández Carbajal es el presidente del consejo de administración de FEMSA.

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×