Latinoamericanos temen por inseguridad

La ONU reveló que los habitantes de la región son los que más inseguros se sienten en las calle Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica y Paraguay son los países que lideran la list
El incremento de la criminalidad está relacionado con el rit
R͍O DE JANEIRO (CNN) -

Los habitantes de seis países de América Latina figuran entre los que se sienten más inseguros en las calles, mostró un informe del Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Urbanos (ONU-Hábitat).

La percepción va de la mano de un incremento de la criminalidad y violencia urbana, que a su vez genera crecientes gastos en seguridad que consumen una fuerte tajada del Producto Interno Bruto (PIB) de países de la región.

Los datos figuraron en el Reporte Global sobre Asentamientos Humanos 2007, que este año aborda la seguridad urbana y fue difundido en el Día Mundial del Hábitat.

Dentro de una encuesta en 35 naciones desarrolladas y en desarrollo, Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica y Paraguay figuraron entre los 10 donde la población siente más temor al regresar en la noche a su casa.

La lista la encabeza Brasil, donde el 70% de los habitantes dijeron tener miedo en esas circunstancias, seguido por Sudáfrica, con un 65%, y Bolivia, con 58%.

Colombia ocupó el sexto lugar, Paraguay el séptimo, Costa Rica el noveno y Argentina el décimo, con temor del 44%, 31%, 37% y 36% de su población, respectivamente.

El miedo a los delitos está asociado a la violencia política, la sensación de inseguridad y a la difusión por la prensa de los registros oficiales de muertes y violencia, indicó un comunicado de Hábitat.

Según el capítulo de Delincuencia y Violencia, basado en investigaciones de la ONU, "los índices de delincuencia a nivel global y regional han crecido aceleradamente en el período de 1980-2000", aumentando de 2,300 a más de 3,000 crímenes por cada 100,000 personas.

"A pesar de que los índices de delincuencia varían significativamente entre regiones y países, se ha estimado que un 60% de todos los habitantes urbanos en los países en desarrollo han sido víctimas e crímenes, con índices de por lo menos un 70 por ciento en algunas partes de América Latina y Africa", agregó.

Las regiones de América Latina y el Caribe, y el Africa sub-Shariana, "tienen los índices más elevados de homicidios, mientras que los Estados Unidos y los Emiratos Arabes las tasas más bajas", agregó.

En América Latina, donde el 80% de la población es urbana, "la rápida expansión metropolitana de Río de Janeiro, Sao Paulo, Ciudad de México y Caracas contabilizan más de la mitad de los crímenes violentos en sus respectivos países", indicó.

En Brasil, más de 100 personas son asesinadas con armas cada día, y en el caso de Río de Janeiro el índice es el doble al promedio nacional.

Impacto múltiple

El incremento de la criminalidad y la violencia está relacionado con "el ritmo acelerado de la urbanización", dijo.

La pobre planificación, el diseño y la gestión "juegan un rol en la determinación de ambientes urbanos que ponen en riesgo a los ciudadanos y sus propiedades", agregó.

Además de producir víctimas y traumas psicológicos a largo plazo, a nivel nacional "la delincuencia y la violencia contribuyen para la fuga de capitales y cerebros y dificultan el turismo internacional", destacó el informe.

"Investigaciones de América Latina muestran que la carga financiera de la violencia es equivalente al 25% del PIB (Producto Interno Bruto) de Colombia y El Salvador, 12% en México y Venezuela, 11% en Brasil y 5% en Perú", agregó.

Los países en desarrollo tienen, a raíz de la delincuencia y la violencia, una creciente demanda de seguridad privada y proliferación de barrios cerrados.

Sao Paulo registra el 1 por ciento de los homicidios a nivel global, pese a que posee el 0.17% de la población mundial.

"El mercado de seguridad brasileño ha alcanzado a unos 49,000 millones de dólares, cerca del 10% del Producto Interno Bruto, de los cuales el 60% pertenecen a gastos privados", dijo el reporte.

 

Ahora ve
No te pierdas