China promete redistribuir su riqueza

El presidente se comprometió a distribuir mejor entre la población los frutos del boom económic Hu Jintao llamó a Taiwán a 'poner fin al estado de hostilidad' entre ambas partes.
Hu Jintao, presidente de China, se mostró a favor de lograr  (Foto: )
PEKÍN (AP) -

El presidente chino Hu Jintao prometió que el Partido Comunista distribuirá mejor entre la población los frutos del boom económico del país.

En una alocución para abrir el 17 Congreso del Partido Comunista Chino, Hu contempló la idea de emprender un acuerdo de paz con Taiwán, una propuesta suelta cuyas condiciones previas ya han sido tachadas de inaceptables por la pequeña isla.

El mandatario evitó la retórica bélica que caracteriza estos actos y se centró en las intenciones de Pekín de alcanzar un acuerdo pacífico y negociado con Taiwán, con quien mantiene un conflicto desde hace 58 años.

“Queremos hacer un llamado solemne: En base al principio de una sola China, dialoguemos para poner fin al estado de hostilidad entre ambas partes, alcanzando un acuerdo de paz”, dijo Hu al partido y a la élite militar en el Gran Salón del Pueblo, en el centro de Beijing.

Hu prometió fomentar un comercio exterior equilibrado y crear compañías chinas de dimensión global, aunque se abstuvo de anunciar nuevas reformas al trazar el lunes los objetivos del Partido Comunista.

Ofreció más reformas en el polémico control monetario de China y reducir el enorme superávit comercial del país, sin mencionar detalles ni nuevas iniciativas para abrir el mercado nacional y reiteró la promesa partidista de cuadruplicar para el 2020 el producto per cápita registrado en China en el 2000.

El presidente, que es también el secretario general del partido, presentó los principales temas económicos partidistas con la promesa de extender la prosperidad a las zonas rurales del país, impulsar la industria de alta tecnología y reducir la dependencia de las exportaciones mediante un mayor consumo interno en China.

El partido “acelerará el crecimiento de las corporaciones multinacionales chinas y las marcas comerciales chinas en el mercado mundial”, dijo ante los más de 2.200 delegados congregados en el amplio Gran Salón del Pueblo en Beijing para participar en el congreso quinquenal.

En el mensaje de más de dos horas y 20 minutos que fue transmitido íntegro por la televisión nacional, Hu prometió también reducir la contaminación atmosférica, en alusión a la inquietud cada vez mayor sobre el costo ambiental del auge económico que ha convertido a China en uno de los países con peor contaminación del aire y del agua.

El discurso de Hu es el evento más público del Congreso, y se produce en la mitad de los 10 años de su mandato como presidente y secretario general.

El principal motivo de este cónclave de una semana es designar a Hu para su segundo mandato como secretario general del partido. Será clave para él ver que tanta influencia que puede ejercer para designar a sus aliados políticos a los más altos cargos del gobierno.

El liderazgo de Hu nunca ha sido puesto en duda, pero es visto como un líder más débil que los del pasado, lo que lo ha llevado a desistir de algunos nombramientos y decisiones.

Ahora ve
No te pierdas