Daba los cuerpos a perros: el 'Caníbal'

El supuesto caníbal detenido en el DF dijo que los restos humanos eran para sus perros; José Luis Calva dijo que Alejandra Galeana murió mientras discutían sobre el término de la rela
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

José Luis Calva Zepeda reconoció ante las autoridades haber asesinado y destazado a su novia, además de que cocinó algunos de sus restos, pero sólo para dárselos a los perros y no para ingerirlos.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal informó en un comunicado que  Calva Zepeda rindió este martes su declaración ministerial en el hospital donde se recupera de heridas que sufrió al intentar huir cuando la policía lo capturó, y negó ''haber probado'' la carne de su novia.

Buscado por la desaparición de su pareja, Calva fue detenido el 8 de octubre en la Ciudad de México y luego de una inspección en su departamento se localizó el cuerpo mutilado de su novia, identificada como Alejandra Galeana.

La policía encontró la mayor parte del cuerpo de la mujer en un clóset; la pierna y el brazo derechos de la mujer en el refrigerador; y restos de carne frita en una sartén, en un plato con cubiertos y en una caja de cereal.

Funcionarios de la Procuraduría informaron que tenían la presunción de que Calva había ingerido la carne frita, que correspondía a un antebrazo derecho, también probablemente de Galeana.

La Procuraduría dijo el martes que el hombre les relató que el 5 de octubre, el mismo día que la familia de ella presentó una denuncia por desaparición, le dijo a su novia que ya no quería seguir la relación y ésta comenzó a manotearlo.

Calva dijo que la sujetó por la espalda, ''pero por la fuerza que él tiene, ella se desvaneció y al tratar de localizar su pulso se percató que estaba sin vida'', señaló la dependencia en el comunicado.

El sujeto comenzó a idear cómo se desharía del cuerpo y concluyó que podría cortarla en partes para sacarlas poco a poco.

Primero le cortó la pierna derecha a la altura de la rodilla y luego el brazo derecho a la altura del codo, aunque luego se arrepintió y metió el resto del cuerpo al clóset de su recámara.

El 6 de octubre pensó que la mejor forma de deshacerse de los restos era cocer la carne y ''dársela a los perros''.

Aunque negó haber comido a su novia, cuando las autoridades le refirieron que había carne en un plato y en una sartén, Calva les dijo que no se acordaba de lo que había hecho porque había consumido alcohol y cocaína.

La Procuraduría también lo vincula con el asesinato y desmembramiento de dos mujeres más: una en 2004 que fue su novia y otra en abril del 2007, identificada sólo como prostituta.

Calva negó haberlas asesinado.

El coordinador de Servicios Periciales de la Procuraduría, Rodolfo Rojo, dijo el lunes que en el plato y junto a un pedazo de limón había un tenedor que también contenía restos de la carne frita.

Las autoridades consideraron al hombre como alguien que distingue la ilegalidad de un hecho; alcohólico, adicto a la cocaína con tendencias suicidas y que practicaba la brujería.

También tenía al parecer una fascinación por Hannibal Lecter, personaje de la cinta ''El silencio de los inocentes'' y por el Marqués de Sade.

Calva se describe como periodista poeta, novelista y dramaturgo, y asegura haber escrito más de 800 poesías, diez novelas y ocho obras de teatro.

Las autoridades pretenden formularle cargos por homicidio calificado y pedirán la pena máxima que es de 50 años de prisión.

 

Ahora ve
No te pierdas