Ecuador quiere base militar en Miami

Si EU quiere seguir utilizando la base de Manta, debe permitir que Ecuador tenga una en su país el presidente Rafael Correa dijo que sus relaciones son ‘excelentes’ a pesar del cierre de la b

El presidente izquierdista de Ecuador, Rafael Correa, dijo que Estados Unidos debe permitir que su país abra una base militar en Miami si quiere seguir usando su instalación aérea en la costa ecuatoriana.

Correa se ha rehusado a renovar a Washington la renta de la base aérea de Manta, que vencerá en el 2009. Funcionarios estadounidenses dicen que ese lugar es vital para los operativos de vigilancia contra el narcotráfico en las rutas de la droga del Pacífico.

"Lo renovamos con una condición: que nos permita poner una base militar en Miami, una base ecuatoriana", reveló Correa en una entrevista durante un viaje a Italia.

"Si no hay ningún problema en tener soldados extranjeros en suelo patrio, seguramente nos dejan tener una base ecuatoriana en Estados Unidos", agregó.

La embajada estadounidense en Ecuador dice en su sitio de Internet que los vuelos contra el narcotráfico desde Manta reunieron información que llevaron a más del 60% de las incautaciones de drogas ilegales en las aguas internacionales del Pacífico oriental durante el 2006.

Esta dependencia ofrece una hoja de datos sobre la base en http://ecuador.usembassy.gov/topics_of_interest/manta-fol.html.

Correa, un economista nacionalista, ha prometido cortarse una mano antes que extender la renta, que finaliza en el 2009.

Pero Correa, aliado del presidente venezolano Hugo Chávez, dijo que creía que las relaciones con Estados Unidos son "excelentes" a pesar del cierre de la base.

El presidente ecuatoriano rechazó la idea de que el episodio se refleje de alguna manera en los vínculos con Estados Unidos.

"Es la única base militar norteamericana en Sudamérica", destacó.

"¿Entonces los demás países de Sudamérica no tienen buenas relaciones con los Estados Unidos porque no tienen bases militares? No tiene ningún sentido", concluyó.

Ahora ve
No te pierdas