Fuego destruye 60 viviendas en México

Los vientos propagaron los incendios de California afectando a Ensenada y Tecate; la calma regresó a Tijuana y los bomberos mexicanos cruzaron la frontera para apoyar a sus cole
CIUDAD DE MÉXICO (Agencias) -

Dos incendios azotaron el norte de México y destruyeron más de 60 viviendas antes de extinguirse, indicaron el miércoles las autoridades.

El comandante Gabriel Gómez Ruiz, director de protección civil del estado de Baja California, dijo que los incendios se iniciaron en forma independiente al fuego que azota el condado de San Diego en California, el cual ha destruido casi 1,300 hogares, pero fueron propagados por los mismos vientos.

Las llamas ardieron en las ciudades de Ensenada y Tecate en Baja California, derribando anuncios y cables, pero para el martes por la tarde ya habían sido controladas, señaló Gómez Ruiz. Aproximadamente 200 personas fueron desalojadas en Ensenada cuando el incendio comenzó el martes al mediodía, pero nadie murió ni resultó herido, agregó.

Ahora ya ''está muy soleado, con vientos en calma'', indicó el funcionario.

Rafael Carrillo, comandante y subdirector de los bomberos de Tijuana, dijo que había enviado a 35 de sus hombres a la ciudad de Escondido en el condado de San Diego para que apoyaran a los bomberos estadounidenses. Los bomberos de Tijuana permanecerán en California aproximadamente una semana, señaló.

El domingo, aproximadamente 30 bomberos de Tijuana e igual número de Tecate se dirigieron al norte cuando comenzaron los incendios en el condado de San Diego, dijo el capitán Marco Antonio Garambullo, director del Departamento de Bomberos de Tecate. Esos mismos trabajadores regresaron a su país el lunes al iniciarse el fuego al sur de la frontera.

Tijuana suspendió las actividades escolares desde el lunes debido al humo generado por los incendios en California.

México apoya a California

Estaciones de bomberos de la fronteriza ciudad mexicana de Tijuana enviaron este miércoles personal para apoyar a sus colegas del sur de California en emergencia, al tiempo que México proporcionaba electricidad y alojamiento a los afectados.

Tras la declaración de emergencia para el sur de California, los bomberos de Tijuana quedaron autorizados a pasar a Estados Unidos con sus equipos para apoyar las labores de rescate y control de los incendios..

El Departamento de Bomberos de San Diego retiró este miércoles su orden de evacuación para la zona de la garita de Otay, 35 kilómetros al sureste de San Diego, donde los bomberos mexicanos concentraron su auxilio después de controlar a Harris en su territorio.

Otay es la zona industrial del condado de San Diego que aloja a la mayoría de las llamadas plantas gemelas maquiladoras, que desarrollan parte de su producción del lado mexicano y la parte complementaria en California.

México, por su parte, reanudó el suministro de electricidad al sur de California desde termoeléctricas en el municipio de Mexicali, Baja California, para ayudar al condado de San Diego, luego que el fuego alcanzó tendidos eléctricos de intercambio interestatal.

Los incendios averiaron redes de suministro eléctrico afectando a unos 25,000 hogares en 44 comunidades, informó Stephanie McCorkle, portavoz del estatal Sistema Operador Independiente (ISO), autoridad que controla la generación y suministro eléctrico en California.

Según la vocera, el incendio Witch obligó a interrrumpir dos veces la generación de las plantas nucleares gemelas en San Onofre, unos 100 kilómetros al norte de la frontera y junto a la base naval de Camp Pendleton, que también fue alcanzada la víspera por las llamas.

San Onofre, de la firma Edison, proporciona al condado de San Diego el 20% de la electricidad que consume diariamente.

Además, los incendios Harris y Witch dañaron el tendido de intercambio con Arizona, informó McCorkle.

En medio de algunos de los peores incendios de su historia, San Diego se quedó "como una isla" en materia de generación y consumo eléctrico.

Ante esa situación, San Diego recurrió al tendido transfronterizo con Baja California, con capacidad de transmisión de 200 megavatios, la energía que consumirían diariamente unos 200 mil hogares.

Hasta esta tarde, la empresa San Diego Gas and Electric de la energética Sempra de San Diego seguía sin precisar qué cantidad de electricidad mexicana distribuía en San Diego, aunque su oficina de prensa reconoció que había iniciado el suministro bajacaliforniano.

El alcalde de San Diego, Jerry Sanders, ordenó este miércoles a la población prescindir de electrodomésticos y consumo eléctrico innecesario. "En electricidad vivimos un día a la vez", declaró el funcionario.

Mientras los bomberos y la electricidad cruzan de sur a norte, un número indeterminado de personas evacuadas de San Diego cruzaron la frontera para alojarse en Baja California.

 

Ahora ve
No te pierdas