Incendios se alejan de frontera mexicana

El viento soplaba hacia el noroeste evitando que se acercara a Baja California; se han tomado precauciones en la región sumando 1,500 soldados, 90 aeronaves y 3,500 bomberos.
Los incendios que arrasan con el sur de California han dañad  (Foto: )

Los incendios registrados en San Diego se alejaban esta mañana de la frontera con México debido a que el viento sopla hacia el noroeste, aunque la emergencia continúa en la región y las autoridades refuerzan la lucha para sofocarlos.

El más fuerte de los incendios, bautizado como Harris, dejó de avanzar este miércoles hacia los límites con el estado mexicano de Baja California y ahora el viento le hace dirigirse hacia la ciudad de San Diego.

El servicio meteorológico informó que el viento en la frontera circulará a lo largo del día de sureste a noroeste en las montañas, mientras en la zona cercana a la costa lo hará de suroeste a noroeste, la misma dirección que seguía Harris esta madrugada.

Unos 1,500 soldados de la Guardia Nacional y 90 aeronaves adicionales se sumaron esta mañana a los 3,500 bomberos que ya luchaban contra las llamas.

El poblado de rancherías de Jamul, ubicado a tres kilómetros al norte de la frontera, fue considerado fuera de riesgo, aunque no así los alrededores de San Diego.

Reportes oficiales indican que hasta ahora el fuego ha causado la muerte de cinco personas en el sur de California, consumido 120,000 hectáreas, destruido 1,300 viviendas y comercios y forzado la evacuación de 513,000 residentes.

El vocero del gobierno California, Aaron McLear, informó que ante la emergencia el presidente George W. Bush tiene previsto visitar la zona mañana jueves, mientras el gobernador Arnold Schwarzenegger permanecerá en el condado de San Diego para dirigir los trabajos.

"Esta es nuestra respuesta: no descansaremos hasta que todos estén a salvo", declaró Schwarzenegger, quien dijo esperar que el gobierno federal despliegue fuerzas regulares, forestales y guardias costeros en San Diego para apoyar a la población civil.

Por ahora uno de cada cinco habitantes de San Diego ha sido evacuado y, según la Oficina de Operaciones de Emergencias, al menos uno de cada tres residentes tendrá que desalojar su hogar antes de que se imponga control a los incendios.

Pese a que los vientos bajaron de intensidad este miércoles, los pronósticos del Departamento Forestal de California indican que los incendios en San Diego sólo podrían considerarse verdaderamente controlados hasta noviembre.

El alguacil de San Diego, Bill Kolender, pidió a los residentes tener un optimismo reservado y cooperar con las autoridades, pues "esta puede ser la mayor tragedia en la historia de nuestro condado".

Mientras tanto, el incendio Witch llegó hasta la mayor base bélica del sureste estadoundiense, Camp Pendleton, y obligó a cerrar toda la noche la carretera que une a San Diego con Los Ángeles.

El estadio Qualcomm, sede de los Cargadores de San Diego, rebasó como refugio de evacuados cualquier lleno que haya tenido en eventos deportivos y recibe aún un promedio de 10 mil evacuados por día.

El consulado de México en San Diego mantiene por su parte un exhorto a conacionales para que duden de versiones de traficantes de personas acerca de que "el cruce es seguro" porque las autoridades de migración estarían descuidadas por los incendios.

Ahora ve
No te pierdas