La BBC, en medio del drama

La crisis del conglomerado público de medios de comunicación se enfrenta con el recorte de pers el grupo periodístico se enfrenta a la era digital.
LONDRES (CNN) -

Habiendo enfadado a la reina y al público, la BBC de Gran Bretaña está lista para deshacerse de parte de su personal con grandes recortes de puestos de trabajo, en la mayor crisis de la emisora de renombre internacional desde un conflicto con el Gobierno por Irak.

Conocida por su excelencia periodística, la corporación subvencionada por el público británico, aparentemente ha pasado de una crisis a otra este año, dañando la confianza de los espectadores y su credibilidad.

El 18 de octubre, el director general de la compañía, Mark Thompson, anunció los planes de recortar unos 2.500 empleos para enfrentar la era digital y el alejamiento de los medios tradicionales.

El personal y los gremios han advertido que la calidad de su producción caerá. Su sitio web bbc.co.uk/news, que dice atraer unos 35 millones de usuarios de todo el mundo por mes, también se verá afectado, según informes de los medios.

El resultado está haciendo que se desplome la moral y planteando interrogantes sobre la estrategia.

"El clima es pésimo", dijo un integrante del personal, que pidió no ser identificado.

Pero no a todo el mundo le convencen los cuentos trágicos.

La emisora, que no tiene publicidad, domina la escena mediática británica, atrayendo masivas audiencias a sus principales canales de televisión y estableciendo regularmente la agenda de noticias.

Sus estaciones de radio representan más del 50 por ciento del mercado en términos de los oyentes que las sintonizan y su sitio web es uno de los más populares en Gran Bretaña.

BBC World, su canal de noticias internacionales 24 horas financiado comercialmente, que transmite en más de 200 países, BBC World Service y World Service radio no se verán afectados directamente por los recortes. BBC Worldwide es el exportador de programas de televisión más exitoso de Europa.

La analista de medios Claire Enders dijo que la BBC debe ser vista pidiendo disculpas cuando comete un error, debido a su posición como emisora pública y a la rigurosa atención que eso genera.

"Todas estas cosas se juegan de una manera muy pública", agregó.

¿La querida tía irrelevante?

Para algunos, los problemas de la BBC reflejan su lucha por adaptarse a la era digital.

Temiendo la irrelevancia en un momento de tantos canales digitales, la corporación -que está financiada por un impuesto a los hogares que poseen televisión- ha lanzado una nueva serie de canales, estaciones de radio y servicios interactivos para llegar a nichos de audiencia.

Sus críticos sostienen que esta campaña en pos del volumen, los índices de audiencia y la participación del público ha dado lugar a sus problemas más recientes, incluyendo el fiasco con la reina.

En esa ocasión, la BBC tuvo que disculparse después de emitir imágenes promocionales de un documental que implicaba por error que la Reina Isabel II había abandonado una sesión de fotos con la fotógrafa de celebridades Annie Leibovitz.

Eso sucedió luego de una serie de reconocimientos sobre competencias arregladas en el marco de especiales de caridad, estaciones de radio y la popular serie para niños "Blue Peter", que afectaron la confianza de la audiencia hacia la corporación alguna vez conocida cariñosamente como la "querida tía".

El escándalo ha generado titulares condenatorios y vergonzosas disculpas al aire.

Steven Barnett, profesor de comunicaciones de la Universidad de Westminster, dijo a Reuters que la reciente decepción de la audiencia no era tan seria como la disputa por la cobertura de Irak, pero podría tener consecuencias más perjudiciales.

En el 2003 ambas partes chocaron a muerte por una nota de la BBC que afirmaba que el gobierno había publicitado exageradamente información de inteligencia sobre armas iraquíes prohibidas. Barnett dijo que ese era un choque "antiguo" que mayormente atraía el apoyo del público y de la prensa.

El último escándalo corre el riesgo de alienar al público y, lo que es crucial, de perder el apoyo de la prensa escrita, que ahora compite mucho más de cerca con la BBC por las visitas a sitios web.

Brecha en la financiamiento

Los recortes a los puestos de trabajo ocurrirán con este telón de fondo.

Los sindicatos dicen que esperan una reducción de hasta 2.800 empleos, con 500-600 proviniendo de la redacción, después de un acuerdo con el Gobierno por los cánones más bajo de lo esperado a comienzos de este año.

Thompson dijo que la corporación se enfrenta a una caída en la financiación de 2.000 millones de libras (4.000 millones de dólares) en el transcurso del período de seis años y que ésta debe volverse más eficiente.

Pero el personal y los analistas temen que los recortes dañen la calidad, especialmente la periodística.

"Habrá menos tiempo para el tipo de trabajo en el que la BBC ha sido tan espectacularmente exitosa, como 'De nuestro propio corresponsal'", dijo Barnett.

"Salir a la ruta, obtener informes de gente real y lugares reales y descubrir qué es lo que realmente está pasando", agregó.

Enders de Enders Analysis dijo que pensaba que la misma naturaleza pública del debate por las reducciones a los puestos de trabajo también buscaba avergonzar al Gobierno por el acuerdo de tasas de la licencia.

"Estoy mucho en la BBC y es un escándalo tener gente con destacados títulos de Oxford y Cambridge que básicamente hacen mandados, recogiendo invitados y llevándolos a la redacción", afirmó.

"(La BBC) es inmensamente afortunada, inmensamente previsora y el servicio de medios público más exitoso del mundo en todas sus zonas de actividad," concluyó.

Ahora ve
No te pierdas