Polución daña nacimientos en China

Los defectos de nacimiento en los bebés chinos aumentaron casi 40% desde el 2001; la incidencia está relacionada con la contaminación, dijeron los expertos.
PEKÍN (CNN) -

Los defectos de nacimiento en los bebés nacidos en China aumentaron casi 40% desde el 2001, señaló un informe del Gobierno, y funcionarios relacionaron el alza con la mayor degradación del medio ambiente.

La tasa de defectos congénitos creció de 104.9 por cada 10,000 nacimientos en el 2001, hasta 145.5 en el 2006, lo que implica que el problema afecta a casi una de cada 10 familias, indicó la Comisión Nacional de Población y Planeamiento Familiar de China en un informe publicado en su página en Internet.

Los bebés con defectos congénitos ahora representan "alrededor del 4 al 6% del total de nacimientos anuales", señaló la agencia de planeamiento. De ellos, el 30% moriría y el 40% sería "discapacitado".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que alrededor del 3 al 5% de los niños de todo el mundo nacen con defectos congénitos.

La provincia china norteña Shanxi, rica en carbón y centro de emisiones nocivas de coque y otros derivados de industrias químicas, presenta las mayores tasas de defectos, indicó la agencia de noticias Xinhua citando un informe publicado el lunes por el periódico Beijing News.

"La incidencia de defectos de nacimiento está relacionada con la contaminación ambiental", citó el diario a An Huanxiao, director de la agencia de planeamiento familiar de la provincia de Shanxi.

"Las estadísticas de sondeos muestran que los defectos congénitos en las ocho regiones carboníferas más importantes de Shanxi están muy por encima del promedio nacional", dijo An.

El reporte señaló que entre 2 y 3 millones de bebés nacen con "defectos visibles" cada año en China y que entre 8 y 12 millones desarrollarían defectos en los meses o años posteriores al nacimiento.

Los funcionarios también ligaron las altas tasas de defectos a las zonas rurales pobres y a las regiones que sufren "altas tasas de enfermedad".

Alrededor de 460,000 chinos mueren prematuramente cada año por la inhalación de aire contaminado y la ingesta de agua sucia, según un estudio del Banco Mundial.

El informe llega en momentos en que Pekín intenta mejorar la calidad del aire de cara a los Juegos Olímpicos del 2008, ya que existe gran preocupación por los altos niveles de partículas contaminantes, que en algunos casos superan en un 200% la cantidad recomendada.

China, hogar de algunas de las ciudades más contaminadas del mundo, se comprometió a reducir las emisiones y mejorar la calidad de su medio ambiente, tras décadas de acumular desechos debido a un desarrollo vertiginoso.

No obstante, las normativas locales laxas y la demanda de energía insatisfecha para alimentar el auge de la economía continúa minando los objetivos de la política ambiental.

Ahora ve
No te pierdas