'La Reina' enfrenta 'cargos de oídas'

Un 'testigo de oídas' es la carta fuerte que tiene la PGR para poder procesar a Sandra Ávila;
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Un “testigo de oídas” es la carta más fuerte que tiene hasta el momento el gobierno mexicano para presumir que Sandra Ávila Beltrán y Juan Diego Espinosa tienen nexos con el crimen organizado, principalmente con el cártel de Sinaloa.

Se trata de Paulo Alejandro Espinosa Rodríguez, sobrino de Juan Diego, quien en declaraciones que obran en autos aseguró tener conocimiento, a través de comentarios de terceras personas, que la pareja se dedicaba al narcotráfico, publicó el diario Milenio.

De estos cargos fue enterada la Reina del Pacífico durante su comparecencia en el Reclusorio Norte, donde se reservó su derecho a declarar.

El expediente 108/2002 señala que a Ávila Beltrán también es conocida como Paula Orozco Lizárraga, Pamela Fuentes León, Sandra Luz Arroyo Ochoa o Daniela García Chávez, entre otros. Y que se le aseguraron compañías inmobiliarias en Sonora y Nayarit, así como al menos 225 propiedades y salones de bronceado en Jalisco.

 

Ahora ve
No te pierdas