¿Se desvanece el legado del Che Guevara?

Con motivo del 40 aniversario de su muerte, eventos y publicaciones recuerdan al revolucionario figura polémica, Ernesto Guevara levanta todavía pasiones políticas y sociales a favor y en con
América Latina cambió radicalmente desde la era del Che. (AP
LA PAZ (CNN) -

Cuarenta años después de su muerte, Ernesto "Che" Guevara es aún idolatrado por muchos en América Latina, pero su llamado a la insurrección armada y la lucha de clases parece superado en una región que abrazó la democracia.

Una nueva generación de líderes ha emergido desde que el guerrillero argentino fue capturado y ejecutado el 9 de octubre de 1967 en la selva de Bolivia.

Nuevos socialistas como el presidente venezolano Hugo Chávez, el ecuatoriano Rafael Correa y el boliviano Evo Morales admiran al Che y perpetúan su imagen romántica de cabellos desaliñados y boina con estrella.

Algunas de sus metas son las mismas. Los tres líderes abogan, por ejemplo, por un mayor control estatal sobre los recursos como el petróleo y el gas.

Pero a diferencia de Guevara todos llegaron al poder de forma pacífica a través de las urnas. Los nuevos socialistas hablan de nacionalismo y derechos indígenas, no materialismo dialéctico ni marxismo.

América Latina cambió radicalmente desde la era del Che. Las guerras civiles y dictaduras militares que oprimieron la región en el pasado terminaron, dando paso a un cambio democrático que transforma la revolución armada en algo redundante.

"En las décadas de los '60, '70, los pueblos con mucha razón levantaban las armas para cambiar un sistema, un modelo, en busca de justicia e igualdad," dijo esta semana el presidente boliviano Morales a Reuters, al ser interrogado sobre la herencia de Guevara.

"Ahora estamos en otros tiempos."

Morales, el primer presidente indígena de Bolivia elegido democráticamente, tiene un retrato del Che hecho con hojas de coca en las paredes de su palacio presidencial en La Paz y habla del líder guerrillero con admiración.

"El Che, después de 40 años, sigue siendo el símbolo de la liberación, el símbolo de la soberanía, la dignidad y -sobretodo- de justicia e igualdad," dijo el mandatario, que tiene previsto participar este fin de semana en un homenaje a Guevara en la remota región de Bolivia donde fue capturado y ejecutado por soldados apoyados por Estados Unidos.

Sin embargo, las reverencias al Che están, quizás, perdiendo fuerza.

¿Asesino a sangre fría?

Una nueva biografía, "The Hidden Face of Che" ("La cara oculta del Che," en inglés) de Jacobo Machover, describe a Guevara como un hombre capaz de matar a sangre fría que presidió en Cuba una "comisión de purificación" tras el triunfo de la revolución de Fidel Castro en 1959.

Veja, la revista más leída de Brasil, publicó este mes un reportaje crítico sobre el culto a Guevara, titulado "Che: La farsa del héroe."

En Venezuela, el presidente Chávez elogia a Guevara pero ha inspirado su propia revolución socialista en el héroe de la independencia del siglo XIX, Simón Bolívar, no en el Che.

El presidente ecuatoriano Correa cantó en público tributos a Guevara, pero asegura que su Gobierno está concentrado en los problemas del presente, no en las luchas de la década de 1960.

"Yo creo que fue uno de los más grandes latinoamericanos de la historia," dijo Correa a Reuters durante una reciente entrevista en Nueva York.

"Esto es el socialismo del siglo XXI. Nosotros no creemos en la lucha de clases ni en el materialismo dialéctico. Creemos que se puede dar el cambio profundo, radical, socialista, utilizando las estructuras actuales, los medios democráticos," añadió.

 

Ahora ve
No te pierdas