Noel arranca 91 vidas en el Caribe

En Haití y República Dominicana la tormenta tropical dejó graves daños en muchas comunidades; se prevé que el fenómeno de paso lento esté a punto de convertirse en huracán.
Noel es la tormenta tropical más letal que azota el Caribe d
República Dominicana (AP) -

La tormenta tropical Noel giró lenta pero amenazadoramente hacia las Bahamas luego de desencadenar en otros países caribeños deslaves e inundaciones que mataron al menos 91 personas, principalmente en República Dominicana y Haití.

El temporal, según meteorólogos, podría agravarse en las Bahamas el jueves. El gobierno emitió un aviso de huracán para el noroeste del archipiélago. En la Isla Andros, la mayor de las Bahamas, las embarcaciones fueron atadas a los muelles y la población tomó medidas como asegurar los artículos sueltos.

Michael Stubbs, un meteorólogo del gobierno, dijo que Noel podría estar a punto de convertirse en huracán en la madrugada del jueves cuando estaría girando hacia el oeste con rumbo al noroeste de la Isla Andros.

Los pronósticos meteorológicos indicaron también que la tormenta bordearía el suroriente de Florida. El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos emitió un aviso de tormenta tropical para zonas de la costa suroriental de ese estado, que ya resentía un oleaje alto y vientos fuertes. Según los meteorólogos, las rachas persistirían en Florida el jueves.

En La Española, isla compartida por República Dominica y Haití, la lluvias continuaban dos días después de ser azotadas por Noel. Los socorristas se esforzaban por llegar a comunidades incomunicadas por las inundaciones. Conforme lo hacían, aumentaba la cifra de víctimas y daños.

En localidades dominicanas, algunos padres se encontraron de pronto ante la terrible alternativa de decidir a cuál de sus hijos salvar.

Un hombre que cargaba a su hijo de 6 años en la espalda también lo perdió en la inundación, agregó Vidal.

''El niño decía: 'Papi, me estoy resbalando. Papi, me estoy resbalando''', señaló.

Xiomara Almonte, una mujer rural de 31 años, lloraba desconsolada por la incertidumbre de no saber la suerte que corren sus dos hijos de 2 y 4 años, desaparecidos cuando el río arrastró la casa donde los había dejado en la ciudad de Villa Altagracia, 45 kilómetros al norte de Santo Domingo.

Liony Batista, administrador de proyecto para Food for the Poor, una organización cristiana internacional de ayuda humanitaria, dijo que muchas personas tuvieron que elegir entre perder un hijo o perder a otro.

Al menos siete personas murieron en Piedra Blanca, según funcionarios de los servicios de emergencia.

El presidente Leonel Fernández declaró el país en emergencia durante los próximos 30 días y solicitó la ayuda internacional de países amigos.

También dispuso el desalojo total de 36 comunidades del país que se encuentran en peligro de inundaciones por el posible rebosamiento de las presas.

Al menos 58,300 dominicanos dejaron sus hogares, 14,500 de los cuales resultaron dañados, dijo Luis Antonio Luna, director de la Comisión de Emergencias. Las inundaciones también obligaron a evacuar a unos 1,000 prisioneros de una penitenciaría al norte de la capital dominicana.

En la vecina Haití, las inundaciones anegaron las casas en el barrio pobre de Cité Soleil, arrastrando a un niño de 3 años mientras sus parientes desesperados gritaban pidiendo ayuda e intentaban infructuosamente llegar hasta él a través de las aguas lodosas llenas de escombros.

Noel es la tormenta tropical más letal que asuela el Caribe desde que Jeanne mató alrededor de 3,000 personas en Haití en el 2004.

En la región del Atlántico, Noel es el segundo peor meteoro de la temporada del 2007. El huracán Félix, con la máxima categoría, causó al menos 101 muertes a principios de septiembre, sobre todo en la costa caribeña de Nicaragua y Honduras.

A las 0900 GMT, el centro de Noel estaba 185 kilómetros (115 millas) al suroeste de Nassau, Bahamas, y unos 290 kilómetros (180 millas) al sureste de Miami. La tormenta avanzaba hacia el norte a 10 kilómetros por hora (6 mph), aunque podría alejarse de Florida hacia el noreste. Tenía vientos sostenidos máximos de casi 100 kph (60 mph) con rachas más fuertes, dijeron meteorólogos.

El oriente de Cuba recibió lluvias intensas pero sin sufrir daños de consideración. El gobierno dijo que unas 1,000 casas fueron dañadas y 2,000 personas han sido llevadas a zonas altas.

Florida se prepara para recibir ráfagas de vientos de Noel

Un frente frío pasaba camino al noreste y al Atlántico medio el jueves temprano, mientras que cielos despejados predominaban en el Oeste y la Florida se preparaban para el golpe de los vientos de la tormenta Tropical Noel.

Ahora ve
No te pierdas