Bhutto es arrestada nuevamente

La ex primer ministra fue detenida en su domicilio por segunda vez para evitar una protesta; la caravana buscaba presionar al presidente para poner fin al estado de emergencia.
Bhutto iba a partir de la ciudad oriental de Lahore el marte  (Foto: )
LAHORE, Pakistán (AP) -

La líder opositora Benazir Bhutto fue colocada bajo arresto domiciliario por segunda vez en cuatro días para evitar que presida una procesión a través de Pakistán en protesta contra el estado de emergencia, dijo la policía.

El gobierno de la provincia de Punjab, donde la ex primera ministra se aloja en la casa de un legislador de su partido, emitió una orden de detención de siete días, dijo Aftab Cheema, jefe de operaciones de la policía de Lahore, a The Associated Press.

''Ella ha sido detenida y no se le permitirá salir'', dijo Cheema.

Previamente, el viceministro de Información, Tariq Azim, había dicho a la AP que ''todas las procesiones, marchas y actos políticos están prohibidos por el momento. Así que si ella viola la ley, obviamente no se le permitirá hacerlo''.

Bhutto iba a partir de la ciudad oriental de Lahore el martes por la mañana hacia Islamabad, la capital. La jornada de 300 kilómetros iba a durar tres días, y su partido preveía que miles de personas se sumarían a la ex primera ministra en la ruta.

La caravana buscaba presionar al presidente, general Pervez Musharraf, para poner fin al estado de emergencia que decretó el 3 de noviembre y abandonar su puesto al frente del ejército.

Previamente el lunes, la policía incrementó las medidas de seguridad para Bhutto, diciendo que tenía informaciones de que se planeaba un ataque suicida contra ella en Lahore.

Bhutto fue el blanco el 18 de octubre de un ataque suicida a su arribo del exilio a la ciudad sureña de Karachi, en una acción en la que murieron 145 personas.

Fue mantenida bajo arresto domiciliario en Islamabad el viernes para evitar que hablase en un acto político en la vecina ciudad de Rawalpindi, donde las autoridades también dijeron que tenían informes de que había atacantes suicidas en el área.

El paso para impedir los planes de Bhutto seguramente escalará las tensiones políticas y arrojará nuevas dudas sobre una posible alianza entre ella y Musharraf, que los aliados occidentales de Pakistán esperan pudiera ayudar en al lucha contra el extremismo musulmán tras los comicios parlamentarios de enero.

Musharraf no ha dado un plazo para el estado de emergencia, que ha resultado en el arresto de miles de sus opositores, una prohibición a las protestas públicas y la salida del aire de televisoras independientes.

Las medidas, argumentó, fueron necesarias para asegurar ''elecciones absolutamente limpias y transparentes'' y para acelerar la lucha contra los extremistas islámicos que amenazan Pakistán.

Bhutto saludó el anuncio de que los comicios se celebrarían para el 9 de enero, pero dijo el lunes que no eran previsibles elecciones limpias y libres bajo un estado de emergencia y con Musharraf aún como jefe militar.

''En las actuales circunstancias, boicotear las elecciones es una opción'', dijo Bhutto a reporteros. ''Nosotros vamos a consultar con otros partidos políticos''.

Raja Zafarul Haq, presidente del partido del ex primer ministro Nawaz Sharif, demandó el restablecimiento de la constitución, que fue suspendida bajo el estado de emergencia, la libertad de los detenidos políticos y la reinstauración de los jueces purgados por Musharraf _ además del regreso de Sharif del exilio.

''Bajo las circunstancias actuales es muy difícil imaginar que vaya a haber elecciones justas en el país'', dijo a Associated Press Television News. ''En las próximas semanas celebraremos reuniones y decidiremos finalmente si optamos por elecciones o agitación''.

Ahora ve
No te pierdas