Texanos piden ampliar río en vez de muro

Alcaldes proponen ensanchar el cause y profundidad del Río Grande, para frenar la migración; la iniciativa facilitaría la ubicación de ilegales tratando de cruzar y menos ofensiva para Méx
Se propuso ensanchar el río 150 metros y profundizar las zon
ROWNSVILLE, Estados Unidos, (CNN) -

Un grupo de alcaldes de Texas dijo que ampliar el cauce del Río Grande sería una medida más efectiva para frenar la inmigración ilegal, que la planeada construcción de un muro en la frontera con México.

El Gobierno de Estados Unidos planea construir 1,120 kilómetros de muro a lo largo de la frontera con México para incrementar su seguridad y frenar la ola de inmigración ilegal desde el sur.

Pero los alcaldes del sur de Texas dicen que el muro impediría el acceso de los rancheros de la zona al Río Grande, la principal fuente de agua fresca en la árida región, además de que podría dañar el comercio y los añejos lazos con México.
 
El llamado en México Río Bravo, tiene en algunos segmentos aguas lo suficientemente bajas para cruzarlo caminando.

Seis alcaldes del sur de Texas denominan a la planeada valla "muro de la vergüenza", y han prometido llevar al gobierno federal a los tribunales para frenar su construcción.

Los regidores señalan que un cauce más ancho y profundo del Río Grande sería una mejor barrera que el muro, que puede ser escalado o cruzado a través de túneles.

"Ya tenemos una barrera virtual y deberíamos trabajar con eso", dijo Pat Ahumada, alcalde de Brownsville, quien ha propuesto la ampliación de 68 kilómetros del cauce a un costo de 40 millones de dólares.

"Un río ampliado sería un disuasivo más grande para inmigración ilegal, y el proyecto no envía el mensaje equivocado a México, como el plan del muro lo hace", agregó.

La ciudad de Laredo también promueve la ampliación de su parte del cauce del río, mientras que otros cuatro alcaldes de la línea fronteriza con México evalúan planes similares.

Los proyectos en Brownsville y Laredo contemplan triplicar el ancho del río desde el lado estadounidense a unos 150 metros y profundizar sus secciones más superficiales de 0.6 metros hasta unos 3 metros.

El cauce ampliado se llenaría gradualmente mediante la construcción de varias presas a lo largo del río, según ingenieros.

¿Más muertes?

Un río más ancho aumentaría en unos cuatro o cinco minutos el tiempo que toma cruzarlo, facilitando a la patrulla fronteriza la ubicación de los inmigrantes ilegales.

Sin embargo un funcionario del gobierno estadounidense que pidió anonimato dijo que a Washington le preocupa que un río más ancho podría costar más vidas.

"Un río más ancho y profundo podría significar más personas ahogándose", dijo el funcionario.

Los alcaldes texanos rechazan ese argumento y están presionando para convencer al gobierno federal de que el proyecto es seguro y viable, sosteniendo una serie de reuniones este mes con funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional.

México, que también debe aprobar el proyecto pues el río es un canal binacional, ha mostrado apoyo para el plan, aunque Brownsville y su ciudad hermana del lado mexicano Matamoros aún deben acordar la ubicación de la presa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Algunos oficiales de la patrulla fronteriza también están acogiendo el proyecto.

"Podemos explotar más la barrera natural que es el Río Grande", dijo Carlos Carrillo, director de la Patrulla Fronteriza en Laredo.

Ahora ve
Lady Di, en el recuerdo de sus hijos Guillermo y Enrique
No te pierdas
×