México es un cártel de drogas: Tancredo

Legisladores estadounidenses criticaron la labor del gobierno para impulsar la Iniciativa Mérid Tancredo, precandidato a la presidencia de EU, criticó la corrupción que prevalece en México.
Tom Tancredo aseguró que una buena parte de los policías en
WASHINGTON (Agencias) -

El gobierno de George W. Bush pidió al Congreso de Estados Unidos (EU) la pronta aprobación del financiamiento de la Iniciativa Mérida para ayudar a México y Centroamérica a combatir el narcotráfico y crimen organizado, pero varios congresistas continuaron planteándose interrogantes sobre los alcances y efectividad del plan.

El republicano más duro en sus críticas fue el precandidato a la presidencia estadounidense, Tom Tancredo, que criticó el plan en una audiencia, mencionando la corrupción en el Gobierno mexicano.

"México es un cártel de drogas", dijo Tancredo, quien es uno de los legisladores que más ataca la inmigración ilegal, sin embargo aclaró que no todos los policías mexicanos son corruptos, aunque sí una buena parte.

"Hay muchas evidencias de que la corrupción está muy metida en este gobierno (de México)", agregó.

Thomas A. Shannon, subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, dijo que la medida beneficiará no sólo a los países recipientes de la ayuda, sino que EU tiene ''una oportunidad sin precedentes de reducir los estragos económicos y humanos en nuestras ciudades''.

''Los gobiernos de México y Centroamérica han reconocido la amenaza a su propia estabilidad y prosperidad'', dijo Shannon en una vista pública ante el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.

''Están tomando valerosas acciones para enfrentar a elementos criminales y buscan el apoyo de Estados Unidos para asegurarse un esfuerzo amplio e integrado'', dijo

El congresista demócrata Tom Lantos, presidente del comité y promotor de la audiencia para analizar los alcances de la iniciativa, expresó su ''profunda preocupación'' por el hecho de que Bush no haya comunicado al Congreso sus contactos con el presidente mexicano Felipe Calderón para delinear el plan.

Shannon dijo que el gobierno no informó al Congreso porque las conversaciones que se tuvieron se hicieron sobre ''un cronograma apretado''. La respuesta no convenció a Lantos, quien dijo que la impresión que había creado el gobierno con esa actitud era ''negativa''.

''Esta administración continúa creyendo que tiene el monopolio de la sabiduría y no debe consultar a nadie'', dijo Lantos.

Indicó que tampoco estaba claro por qué el gobierno pide 500 millones para México y apenas una décima parte para unos seis países centroamericanos, y está separando unos 208 millones de ese monto, o un 40%, para una flota de helicópteros que no dieron los resultados esperados.

Lantos recordó que hace cinco años Estados Unidos entregó 53 helicópteros a México para el mismo tipo de campaña, pero México los devolvió debido a que se encontraban en mal estado y el mantenimiento resultaba oneroso.

Lantos y Dan Burton, el republicano de mayor rango en el comité, enviaron en la jornada una carta a Bush en la cual le dicen que la Iniciativa Mérida carece de ''un componente de planificación'' que permita a las autoridades adelantarse a las actividades de las bandas criminales.

Los legisladores también observaron que dentro del plan, la primera parte será destinada a la compra de helicópteros, pero no está claro para qué misiones serán usados y cómo serán monitoreados.

Thomas Shannon defendió al gobierno del presidente Bush diciendo que no hubo tiempo de involucrar al Congreso en las negociaciones que incluyeron a autoridades mexicanas y centroamericanas.

"La Iniciativa de Mérida es un paso en la dirección correcta", dijo Shannon, el principal diplomático para América Latina.

Ahora ve
No te pierdas