Huelga ferroviaria persiste en Alemania

Los trabajadores piden un aumento al salario por considerarlo inferior al de sus colegas europe algunos calculan que el paro podría causar pérdidas por 50 mde en el transporte de mercancías.
BERLÍN (CNN) -

Millones de alemanes tuvieron problemas para desplazarse el viernes en el tercer día de una huelga de maquinistas de trenes, mientras el apoyo público al sindicato que ha convocado el mayor paro ferroviario del país mostraba algunas señales de disminuir.

La huelga de 62 horas convocada por motivos salariales por el sindicato de maquinistas GDL ha paralizado el transporte de mercancías en gran parte del país y aumentado los temores de que la disputa pueda tener efectos a largo plazo en la economía, si no se resuelve pronto.

El operador nacional de ferrocarriles Deutsche Bahn dijo el jueves que el transporte de mercancías en el este del país está prácticamente paralizado, y que sobre todo los fabricantes de vehículos están teniendo problemas con el abastecimiento de recambios.

Una encuesta de Forsa para el diario Bild, el de más ventas de Alemania, mostró que el apoyo a los huelguistas pasa por poco el 40%, 10 puntos menos que a primeros de octubre. Otra encuesta mostró un apoyo que sigue fuerte.

David Fekete, empleado de una empresa de alquiler de coches, se mostró "harto" del paro cuando intentaba llegar a casa desde la estación de Friedrichstrasse, en Berlín, tras hacer un turno de noche. "Ya es hora de que el GDL ceda, piden demasiado", dijo el joven de 21 años.

El ministro de Transportes, Wolfgang Tiefensee, se negó el viernes a tomar partido, pero destacó que el derecho a la huelga debe ejercerse en proporción con las alteraciones que cause.

"Es vital que haya negociaciones el fin de semana", dijo a la cadena estatal de televisión ARD. "Ambas partes deben reunirse".

No ha habido ninguna negociación desde octubre.

Las huelgas acaban a 01:00 GMT del sábado, pero GDL ha dicho que podría hacerla ininterrumpida durante Navidad si no reciben nuevas ofertas. El más pequeño de los sindicatos del sector ha llevado a cabo varios paros en los últimos meses.

El portavoz de Deutsche Bahn Gunnar Meyer declaró a la ARD que están trabajando duro para resolver el conflicto.

El GDL se queja de que sus 34,000 maquinistas tienen sueldos notablemente inferiores a los de sus compañeros en otros países europeos, y pide un acuerdo salarial diferente del que acordaron otros empleados ferroviarios en julio que les supuso un aumento del 4.5%.

El sindicato, que asegura que unos 3,000 empleados están en huelga, pidió inicialmente una subida de hasta el 31%.

Economistas han dicho que el paro en las rutas de mercancías podría costar 50 millones de euros al día a la mayor economía de Europa.

Ahora ve
No te pierdas