Ataque de las FARC cobra tres vidas

Una atentado de bomba tenía como blanco al gobernador Juan José Chaux quien salió ileso; un soldado del Ejército falleció en su intento para detener el ataque.
La liberación de Betancourt fue un duro golpe para la guerri  (Foto: )
BOGOTÁ, (CNN) -

Un ataque con bomba que tenía como blanco al gobernador de un departamento de Colombia dejó a un soldado muerto, mientras dos guerrilleros fallecieron en enfrentamientos con efectivos de seguridad que frustraron el atentado contra el político, informaron el martes las autoridades.

Guerrilleros izquierdistas pretendían activar varias bombas al paso de la caravana del gobernador Juan José Chaux por una carretera en las afueras de la ciudad de Popayán, la capital del departamento del Cauca, 370 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Sin embargo, el Ejército y la policía detectaron antes la presencia de varios hombres cerca a la casa del gobernador. Cuando llegaron al lugar, los guerrilleros activaron una bomba de 100 kilos de explosivos que causó la muerte del soldado.

Luego se desató un combate en el que murieron dos rebeldes y cuatro militares resultaron heridos.

Las autoridades militares y de policía acusaron del fallido atentado a las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el principal grupo rebelde del país conformado por unos 17,000 combatientes.

Sobre la carretera que permite el acceso a la residencia de Chaux, las fuerzas armadas encontraron enterradas en cantinas metálicas utilizadas para la recolección de leche, tres bombas de alto poder explosivo.

Las bombas, de unos 200 kilos, fueron detonadas en forma controlada por expertos de las fuerzas armadas en el manejo de explosivos.

Chaux aseguró que el fallido atentado por parte de las FARC es consecuencia de sus esfuerzos por "defender la Constitución, de luchar contra el terrorismo, de defender a los caucanos y de pensar en voz alta".

El funcionario se encontraba en su residencia cuando explotó la bomba que causó la muerte del soldado y aseguró que el estallido hizo mover los cimientos de su casa.

Colombia afronta un conflicto interno de más de cuatro décadas que cobra miles de vidas al año y en medio del que las fuerzas armadas combaten a la guerrilla y a escuadrones paramilitares de ultraderecha que a su vez se enfrentan entre sí.

Los gobernadores, alcaldes, congresistas, concejales y diputados son frecuentemente objetivos militares de la guerrilla como parte su levantamiento en armas contra el Estado.

Ahora ve
No te pierdas