Votan sí por identificaciones a ilegales

San Francisco entregará las tarjetas de residentes a inmigrantes indocumentados; las personas podrán obtenerla con sólo comprobar su identidad y que viven en la ciudad.
SAN FRANCISCO (CNN) -

San Francisco entregará tarjetas de identificación de residentes a inmigrantes ilegales bajo un plan aprobado este martes en medio de un intenso debate nacional sobre si entregar privilegios a extranjeros indocumentados.

Por 10 votos a favor y uno en contra, la junta de supervisores de la ciudad, el equivalente al consejo municipal, aprobó que se entreguen tarjetas de identificación a todos los residentes, incluidos los inmigrantes ilegales.

La medida convierte a San Francisco en la mayor ciudad de Estados Unidos que apoya un plan semejante.

Los residentes podrán obtener las tarjetas de residentes al presentar una identificación fotográfica y una prueba de que viven en la ciudad, como una cuenta de servicios. No estaba claro si los nuevos documentos, que serán aceptadas en bibliotecas y centros de salud, llevarán fotografías.

Se preveía que San Francisco, ciudad reconocidamente liberal, tomara una medida de este tipo.

Anteriormente este año, el alcalde Gavin Newsom dijo que no permitiría que funcionarios y empleados de la ciudad ayudaran a las redadas inmigratorias de las autoridades federales que buscan a personas que hayan cometido delitos o que hubiesen ignorado una orden de deportación.

San Francisco, que se declaró a sí misma como una "ciudad santuario" en 1989, también lanzó este año un programa para brindar atención médica a los residentes que no tengan seguro médico, sin importar su situación de inmigración.

A nivel estatal, el gobernador republicano de California, Arnold Schwarzenegger, ha vetado proyectos de ley que permitirían a extranjeros indocumentados obtener tarjetas de identificación, incluidas las licencias de conductores.

En contraste, el gobernador de Nueva York, el demócrata Eliot Spitzer, propuso entregar a los inmigrantes ilegales licencias de conducir.

Pero Spitzer se vio obligado a descartar el plan la semana pasada debido a la abrumadora oposición, incluso de quienes aspiran a la nominación presidencial de su partido, como la senadora Hillary Clinton.

Ahora ve
No te pierdas