Asia pacta contra cambio climático

Los líderes del continente acordaron estabilizar las concentraciones de gases de efecto inverna pero el pacto firmado no contiene objetivos específicos para reducir las emisiones.

Los líderes de 16 países asiáticos, incluyendo los máximos contaminantes China y Japón, acordaron el miércoles un vago pacto sobre el cambio climático, mientras intentaban hacer a un lado la discordia por la represión de Myanmar a las protestas por la democracia.

En la declaración firmada en Singapur, los líderes de la Cumbre de Asia Oriental (EAS, por sus siglas en inglés) se comprometieron a estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero en el largo plazo.

El pacto servirá como una base para las negociaciones climáticas en una importante reunión de la ONU el mes próximo, en Bali, pero no contiene objetivos fijos para reducir las emisiones o siquiera limitar su crecimiento para una fecha específica, tras objeciones de los países asiáticos más pobres.

"Debe tratarse el cambio climático, pero no puede dejarse a la gente en absoluta pobreza", dijo el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, luego de las negociaciones.

Los países de EAS -las 10 naciones del sudeste asiático más China, Japón, Corea, Australia y Nueva Zelanda- acordaron que todos los países deberían tratar el desafío del cambio climático, con base a un principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas.

Consultado acerca de por qué no incluía objetivos numéricos, Lee replicó: "Esta es una declaración de intención, no un tratado negociado sobre qué haremos para restringirnos a nosotros mismos".

Australia indicó que el pacto facilitaría la negociación de un reemplazo del Protocolo de Kioto para la limitación de las emisiones de gases de efecto invernadero.

"Hubo un giro en la tendencia de la postura de China e India. Están diciendo: 'Sí, necesitamos hacer algo para estabilizar las emisiones,'" dijo más temprano el ministro de Relaciones Exteriores de Australia, Alexander Downer.

China e India se han rehusado firmemente a acordar limitaciones fijas y quieren que las naciones ricas asuman el liderazgo en la reducción de emisiones y paguen por la tecnología de energía más limpia.

"Los esfuerzos por combatir el cambio climático deberían promover, no bloquear el desarrollo económico", expuso en la cumbre el primer ministro de China, Wen Jiabao.

Ahora ve
No te pierdas