Primeros náufragos llegan a Chile

Un avión con el primer grupo de 77 personas arribó a Punta Arenas hacia las 19:20 hora local; debido al mal clima el segundo grupo esperará hasta el domingo para ser transportado.
Los rescatados serán sometidos a exámenes médicos, aunque se  (Foto: )
Agencias -

Los primeros 77 náufragos del crucero Explorer que naufragó en la Antártica con 154 personas a bordo regresaron el sábado a Punta Arenas, Chile, portando sólo unas pequeñas bolsas plásticas con lo poco que pudieron rescatar del accidente de la madrugada del viernes.

El Hércules trajo al continente a 77 pasajeros y tripulantes que durmieron en la base chilena Presidente Eduardo Frei. Las condiciones climáticas impidieron que regresara por las otras 77 personas que se salvaron del naufragio, y que esperarán hasta el domingo para regresar al continente. Mientras permanecen en la base uruguaya Artigas.

La aeronave, un Hércules C-130, aterrizó en Punta Arenas -2 mil kilómetros al sur de Santiago, a orillas del estrecho de Magallanes-, hacia las 19:20 hora local, procedente de la base chilena Eduardo Frei en la Antártida, donde parte del grupo que navegaba en el Explorer pernoctó el viernes.
"Estoy muy aliviada y feliz de que todos salimos de la nave. Si no, habría sido un gran desastre", dijo Eli Charne, de 38 años de edad, y quien vive en California, Estados Unidos.

"Es realmente bueno estar ahora en el camino de regreso a casa", agregó Charne, quien todavía llevaba puesto el chaleco salvavidas del crucero, a Reuters.

Rescate en el fin del mundo

El primer grupo de rescatados llegó a Punta Arenas a las 19.20 hora local (22:30 GMT) y un segundo viaje con pasajeros estaba previsto para más tarde, aunque dadas las condiciones deberán esperar hasta el domingo para llegar al continente.

Los pasajeros, entre los que se incluyen estadounidenses, británicos, canadienses, australianos, holandeses, argentinos y de otras nacionalidades, recibieron alimento, abrigo y atención médica en las bases de Chile y Uruguay en la Península Antártica.

"Pensamos que el barco se hundía. Estábamos en el nivel más bajo del crucero, asi es que salimos del cuarto y presionamos el botón de emergencia cuando comenzó a entrar el agua", dijo Charne.

Los pasajeros viajaban en el crucero propiedad de la empresa canadiense de viajes G.A.P. Adventures, que realiza recorridos de dos semanas alrededor de la Antártida a un precio cercano a los 8,000 dólares la cabina.

Más pequeña que otros barcos que realizan cruceros, la nave contaba con la tecnología para aproximarse a la Antártida, mientras los pasajeros recibían información sobre la geología y el cambio climático en el continente.

La isla Rey Jorge está situada unos 1,127 kilómetros al sur del Cabo de Hornos, la punta más austral del continente americano, y es la mayor de las islas denominadas Shetland del Sur.

El accidente del Explorer en la Antártica es el segundo de un barco de gran calado en los últimos años. En 1989 encalló el barco argentino Bahía Paraíso y sus 316 pasajeros y tripulantes debieron ser evacuados antes de que se hundiera la nave.

Ahora ve
No te pierdas