Sharif llega a Pakistán tras exilio

El ex primer ministro paquistaní derrocado en un golpe de Estado hará proselitismo en su país; liderará a su partido en las elecciones generales del año próximo.
Propaganda política de Sharif en Pakistán. (AP)  (Foto: )
LAHORE, Pakistán (CNN) -

El ex primer ministro pakistaní Nawaz Sharif arribó el domingo a la ciudad de Lahore, Pakistán, tras siete años de exilio, dijo la estación de televisión Dawn.

Sharif fue derrocado por el jefe del Ejército general Pervez Musharraf en un crudo golpe de Estado en 1999 y exiliado un año después a Arabia Saudita.

Sharif intentó regresar a Pakistán en septiembre, pero fue enviado de regreso a Arabia Saudita en pocas horas.

Pero esta vez, Musharraf, quien declaró estado de emergencia el 3 de noviembre, permitió el regreso de Sharif del exilio para que lidere a su partido en las elecciones generales del 8 de enero.

La policía de Pakistán detuvo el domingo a miles de partidarios de Nawaz Sharif para impedir que saluden al ex primer ministro durante su regreso desde el exilio en Arabia Saudita, dijeron miembros de su partido.

El presidente Pervez Musharraf, aliado de Estados Unidos, impuso el 3 de noviembre un estado de emergencia para proteger su Gobierno, pero bajo la presión del Rey saudita Abdullah accedió al regreso de Sharif, el líder al que derrotó en un sangriento golpe hace ocho años.

"No habrá obstáculos para su retorno esta vez porque él no regresará sin un acuerdo", dijo un alto funcionario del Gobierno.

Los colaboradores de Sharif afirman que no existe un acuerdo entre los dos antiguos enemigos, de cara a las elecciones parlamentarias que se realizarán el 8 de enero.

Con acuerdo o no, la policía detuvo a activistas del partido de Sharif, conocido como la Liga Nawaz, antes de que pudieran salir a darle la bienvenida a su regreso, dijeron agentes policiales y funcionarios de la colectividad.

"Ellos han arrestado a cientos de personas más esta mañana, deben ser más de 3.000 más", dijo Ahsan Iqbal, un portavoz del partido.

Gobiernos de Occidente temen que la tambaleante democracia pueda beneficiar a militantes islámicos que amenazan la seguridad de Pakistán, un país con arsenal nuclear.

Sharif tiene previsto llegar a su ciudad natal, Lahore, en algún momento entre las 15.00 y las 16.00 hora local (1000-1100 GMT) en un vuelo proveniente desde Medina, Arabia Saudita.

En el aeropuerto, había cientos de policías, portando escudos, bastones y rifles varias horas antes de la llegada de Sharif.

"Mire a todos estos hombres de negro", dijo Imran Abbas Lalika, un hombre de negocios de 30 años que estaba en el aeropuerto.

"Ellos están aquí sólo para asustar a las personas" (...) Los líderes políticos deberían estar aquí para deshacerse de este general", agregó.

Sharif viaja con su esposa Kulsoom y su hermano y líder político Shahbaz. Será trasladado en un Mercedes blindado, dijeron sus colaboradores.

La creciente inseguridad en el país fue resaltada por dos ataques suicidas ocurridos el sábado en Rawalpindi, una ciudad ubicada cerca de Islamabad. Los asaltos causaron la muerte al menos a 15 personas.

(Reporte Adicional de Kamran Haider en Lahore y Zeeshan Haider en Islamabad; Escrito por Simon Cameron-Moore; Editado en Español por Marion Giraldo)

Ahora ve
No te pierdas