Frustran intento de golpe en Filipinas

El ejército y la policía detuvieron a un grupo de soldados rebeldes que llamaron a amotinarse; los golpistas se encontraban en un hotel junto a un senador y sacerdotes, todos fueron detenido
El gobierno de Filipinas dijo que impondría un toque de qued
MANILA (CNN) -

Unidades de elite del Ejército y policías filipinos irrumpieron violentamente el jueves en el Hotel Península de Manila, terminando con un breve intento de golpe de estado por parte de un pequeño grupo de soldados rebeldes que llamaron a los militares a amotinarse.

Las fuerzas del Gobierno lanzaron gases lacrimógenos al vestíbulo del recinto y usaron vehículos blindados para destruir las puertas de vidrio del hotel antes de ingresar, pero no se registraron víctimas.

Los soldados rebeldes, un senador y unos sacerdotes que habían ocupado el lujoso hotel de la ciudad de 12 millones de habitantes fueron arrestados.

La mayoría de los huéspedes del hotel fueron evacuados antes del asalto, pero más de 100 personas, incluyendo personal del edificio y periodistas, quedaron atrapadas en medio de la redada.

El senador Antonio Trillanes, quien encabezó un fracasado motín en el 2003 contra la presidenta Gloria Macapagal Arroyo, fue retirado esposado.

Varios de sus compañeros, entre ellos unas dos decenas de soldados, un sacerdote y un obispo retirado, también fueron detenidos con numerosos periodistas.

Las autoridades afirmaron que los reporteros serían liberados una vez que se comprueben sus identidades.

"Vamos a salir por la seguridad de todos", declaró anteriormente Trillanes a periodistas.

"Por nuestro bien, porque no viviremos con nuestra conciencia si alguno de ustedes resulta herido o muere en el fuego cruzado. No podemos permitir eso", sostuvo Trillanes.

"Las equivocaciones de algunos no hablan bien de las fuerzas armadas y la policía de la nación", aseveró Arroyo en un breve discurso televisado, en su única reacción pública ante el intento de golpe.

"Al igual que antes, impondremos con severidad la total fuerza de la ley y sin favoritismos", agregó.

Tras el intento de golpe, el Gobierno de Filipinas dijo que impondría un toque de queda a partir de la medianoche hasta las 5:00 hora local en la capital, Manila, y en dos regiones aledañas.

El secretario del Interior Ronaldo Puno dijo que el toque de queda se declaró para asegurar el cumplimiento de la ley y el orden. Agregó que con suerte la medida durará sólo un día.

Último intento de golpe

Se trató del último de una serie de intentos de golpe de estado en Filipinas desde el derrocamiento del dictador Ferdinand Marcos, ocurrido hace dos décadas.

El motín se inició cuando Trillanes y algunos soldados se retiraron de su propio juicio por otro intento de golpe en el 2003, escoltados por guardias asignados para evitar que escaparan.

El grupo marchó hasta el Hotel Península, ubicado en el distrito financiero capitalino de Makati, y ocupó el edificio, llamando a la dimisión de la presidenta Arroyo.

"Hemos sido testigos y víctimas del tipo de brutalidad que esta administración da al pueblo. Vamos a enfrentarnos a esto como soldados", dijo Trillanes a los periodistas cuando se le preguntó si estaba listo para enfrentar nuevas acusaciones sobre el incidente.

Los periodistas que trataban de intervenir en directo por teléfono balbuceaban y se cubrían las caras con pañuelos mientras los gases se elevaban desde el vestíbulo a las plantas superiores.

Los soldados rebeldes, que habían impedido a la gente en un principio salir del vestíbulo del hotel mientras se superaba un ultimátum para poner fin a su motín a las 15:00 hora local (0700 GMT), después se ablandaron y los dejaron salir.

Arroyo, muy impopular debido a acusaciones de corrupción, ha sobrevivido al menos a dos golpes y tres intentos de recusaciones gracias a una clase media harta de inestabilidad política y una fuerte mayoría en la cámara baja.

También ha sido alabada por una saludable economía.

Filipinas ha visto más de una docena de intentos de golpes de Estado desde el derrocamiento del presidente Ferdinand Marcos en 1986.

Ahora ve
No te pierdas