Huracanes azotan a México en 2007

El Centro Nacional de Huracanes dijo que el país, el Caribe y Centroamérica son los más afectad Dean y Lorenzo fueron los huracanes que mayores efectos surtieron en México este año.
MIAMI (Notimex) -

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) anunció el fin de la temporada oficial de estos fenómenos en el 2007 del Atlántico, en la cual el Caribe, Centroamérica y México sufrieron los peores embates, mientras que Estados Unidos prácticamente no tuvo registros.

Los meteorólogos estadounidenses coincidieron en que la zona del Caribe, que recibió dos huracanes con potencial máximo, fue la que sufrió "lo peor" de la temporada ciclónica que comenzó el pasado 1 de junio.

Un total de 14 tormentas tropicales con nombre se formaron y seis de ellas: Dean, Félix, Humberto, Karen, Lorenzo y Noel alcanzaron la categoría de huracán.

Dos de ellos, Dean y Félix, formados en el Caribe golpearon tierra con inusual poder y vientos máximos de más de 249 kilómetros por hora.

Ello marcó la primera vez desde que existe registro en el Atlántico que dos huracanes llegan al continente con categoría cinco, el máximo en la escala Saffir-Simpson de medición de huracanes.

Pese a anuncios alarmistas de científicos estadounidenses, la temporada mostró estar dentro de los parámetros normales. Algunos pronósticos habían señalado que debían esperarse al menos 17 tormentas con nombre, nueve de ellas convertidas en huracanes.

Esto ante el pronóstico oficial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos que vaticinó en mayo pasado que se formarían entre 13 y 17 tormentas, de las cuales entre siete y diez derivarían en huracanes.

Si bien hubo menos actividad que la prevista, y la situación mantuvo un patrón similar al de 2006 cuando Estados Unidos apenas fue perturbado, este año las zonas del Caribe, Centroamérica y México volvieron a estar entre las más afectadas.

En agosto, el huracán Dean de categoría cinco, el primero de la temporada, provocó la muerte de al menos 20 personas y dejó miles de damnificados en su paso por países del Caribe y por Yucatán, México.

En septiembre, el huracán Lorenzo azotó los estados mexicanos de Veracruz y Puebla, donde se registraron muertes por las inundaciones y deslizamientos de tierra.

En ese mismo mes, el huracán Félix también de categoría cinco, dejó más de un centenar de muertos y una gran destrucción en su paso devastador por regiones pobres de la costa caribeña de Nicaragua.

En octubre pasado, la tormenta Noel resultó ser una de las más devastadoras en Haití, República Dominicana y Jamaica cobrando la vida de más de un centenar de personas, y dejando numerosos desaparecidos y miles de damnificados.

El huracán Karen, que se formó en el centro del Atlántico a finales de septiembre, desapareció sin tocar tierra, con lo que la temporada del Atlántico tuvo seis huracanes.

Para Estados Unidos es el segundo año consecutivo que experimenta una temporada relativamente tranquila, un gran contraste los años 2004 y 2005, cuando fue golpeado por varias tormentas potentes, incluido el huracán Katrina, el desastre natural más costoso en la historia del país.

Este año el huracán Humberto llegó en septiembre a su territorio en el estado de Texas, sin grandes consecuencias.

Ahora ve
No te pierdas