Incrementan fraudes a empresas en México

Más del 46% de los negocios han sido timados, reveló una encuesta de PricewaterhouseCoopers; el costo promedio de un fraude para una empresa es de 2.2 millones de dólares.
Más de 46% de las empresas han sido víctimas de fraude (Arhc
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Más de 46% de las empresas mexicanas reportaron haber sido víctimas de un fraude, lo que representó un incremento de más de 10% en los dos últimos años, reveló la Encuesta Global sobre Delitos Económicos 2007 de PricewaterhouseCoopers.

Agregó que las pérdidas por fraude reportadas en México tuvieron "un aumento sustancial", al pasar de un costo promedio de 527,000 dólares en 2005 a 2.2 millones de dólares en 2007.

El socio a cargo del área de Fraude y Disputas Comerciales de PricewaterhouseCoopers en México, Luis Vite, explicó que el incremento superior en 10% de empresas víctimas de fraude en México contrasta con la tendencia global en el que las incidencias reportadas disminuyeron 7% en el mismo periodo de dos años.

"Es claro que las empresas en México se han esforzado en el establecimiento de controles de detección y prevención de fraude, lo que ha ocasionado el que se identifiquen un mayor número de casos", dijo.

Sin embargo, subrayó que en México aún hay muchas empresas que no han tomado medidas para prevenir, identificar e investigar fraude, lo que permite anticipar una mayor incidencia de casos no detectados en el país.

En un comunicado, PricewaterhouseCoopers aclaró que los delitos económicos se han generalizado en las empresas alrededor del mundo.

Encontró que los controles por sí mismos no son suficientes como factor de disuasión y que para combatir el fraude de manera eficaz es necesario contar con una cultura corporativa, principios éticos y una administración de riesgos adecuada.

"A pesar de grandes esfuerzos en materia regulatoria y de control, el fraude continúa siendo una amenaza importante para las compañías alrededor del mundo", insistió al indicar que casi la mitad de las empresas reportó haber sufrido algún delito económico en los últimos dos años, prácticamente el mismo nivel que en 2005.

 

Ahora ve
No te pierdas