Inicia juicio contra Alberto Fujimori

Este lunes inició el juicio en contra del ex presidente por abusos a derechos humanos y asesina de perder el caso sería condenado a varios años de cárcel y al pago de una indemnización millon
Alberto Fujimori enfrenta cargos de asesinato, lesiones grav
LIMA (CNN) -

El ex presidente peruano Alberto Fujimori se mostró serio y adusto en el inicio de un juicio por abusos a los derechos humanos, mientras que afuera del cuartel policial donde se le procesa sus simpatizantes clamaban su inocencia y sus críticos pedían una pena drástica.

Fujimori, de 69 años, enfrenta cargos de asesinato, lesiones graves y secuestro, por los cuales podría ser condenado a 30 años de prisión y al pago de una millonaria indemnización.

Los familiares de las víctimas de abusos a los derechos humanos lograron que el juez César San Martín acepte la inclusión como testigo del primer ministro peruano, Jorge del Castillo, en el caso referido a secuestro de opositores, con lo que el proceso podría politizarse.

El juicio, que coincide con el Día Internacional de los Derechos Humanos, se realiza en una sala especialmente acondicionada dentro del cuartel policial en el que el ex mandatario está recluido bajo extremas medidas de seguridad, luego de que fue extraditado de Chile el 22 de septiembre.

Fujimori, quien vestía un terno oscuro y una corbata amarilla con puntos, apareció en la sala serio y adusto y apenas se inició el juicio a las 10:00 horas locales empezó a realizar anotaciones en un cuaderno.

Minutos después, su abogado César Nakasaki pidió que Fujimori pueda utilizar una computadora portátil durante el desarrollo del proceso, alegando "igualdad de armas".

Esta es la primera vez en la historia de Perú que un ex mandatario encara un juicio público, que es transmitido en vivo por radio y televisión, y uno de los pocos casos en que un líder latinoamericano es sentado en el banquillo de los acusados después de su gestión como presidente.

El ex dictador chileno Augusto Pinochet murió hace un año sin ser condenado en una serie de casos de violaciones a los derechos humanos y delitos financieros.

Protestas en las calles

"Fujimori inocente, Fujimori libertad" clamaron afuera de la sede decenas de simpatizantes del ex presidente, vestidos con camisetas de color naranja en alusión a su agrupación política y portando carteles y pancartas.

Por su parte, familiares de víctimas de abusos a los derechos humanos demandaron una drástica pena para Fujimori, quien gobernó Perú entre 1990 y el 2000,.

De los tres casos, el primero en marcha es el de Barrios Altos, por la ejecución en 1991 de 15 personas, entre ellas un niño, a manos de una comando militar que se enfrentaba en una guerra sucia con la guerrilla maoísta de Sendero Luminoso, uno de las más violentos de Latinoamérica.

Los fiscales afirman que el ex presidente fue "autor mediato" al ordenar las matanzas de las 25 personas, pero Nakasaki afirma que demostrará su inocencia en los procesos, que podrían durar al menos un año.

La tesis de "autor mediato" se refiere a la comisión de un delito por medio de otra persona, pero Nakasaki sostiene que Fujimori fue sólo un "instigador" porque no existe deber de obediencia cuando hay una orden "manifiestamente ilegal".

El juicio

Las víctimas fueron ejecutadas por un grupo del Ejército peruano que actuaba bajo la sombra para combatir a Sendero Luminoso, que inició una guerra interna en 1980 en busca de imponer un estado comunista.

Fujimori, un hijo de inmigrantes japoneses que gobernó Perú entre 1990 y el 2000, fue como presidente también jefe de las fuerzas armadas, según la Constitución de Perú.

En otro ambiente de la sala donde se procesa a Fujimori, separado por un grueso vidrio, tres de sus hijos, entre ellos la legisladora Keiko Fujimori, su yerno y amigos del ex presidente presenciaban el juicio.

También observaban el proceso los parientes de las víctimas del caso Barrios Altos y La Cantuta, observadores nacionales e internacionales y autoridades locales.

Al menos 300 periodistas de la prensa local y extranjera fueron acreditados para cubrir en proceso.

Fujimori también es acusado por el secuestro en 1992 de un periodista y empresario opositores, quienes fueron llevados a los sótanos del Servicio de Inteligencia del Ejército.

La guerra interna en Perú dejó durante más de dos décadas casi 70,000 muertos y desaparecidos entre miembros de las fuerzas de seguridad, guerrilleros y civiles, según datos de una comisión que investigó la violencia política del país.

Fujimori huyó de Perú en el 2000 luego de estallar el mayor escándalo de corrupción en la historia de este país. A fines de ese año el Congreso lo destituyó y el ex mandatario permaneció en Japón hasta el 2005, cuando viajó sorpresivamente a Chile.

Según analistas, Fujimori partió a Santiago con la esperanza de un eventual regreso político a Perú con cargos menores, pero la Corte Suprema de Chile aprobó su extradición por casos de abusos a los derechos humanos.

Ahora ve
No te pierdas