Afirman que Casa Blanca avala tortura

El agente de la CIA, John Kiriakou aceptó practicar el ahogamiento simulado a un líder de Al-Qa dijo que la aprobación para este tipo de interrogatorio provino de altos funcionarios del gobie
John Kiriakou afirmó haber torturado al sospechoso de terror
WASHINGTON (AP) -

La aplicación del ahogamiento simulado a un dirigente de Al-Qaeda fue aprobada por los máximos niveles del gobierno estadounidense, reveló el martes un ex agente de la CIA, mientras el director de la agencia se disponía a declarar sobre la destrucción de videos de interrogatorios de detenidos.

Según John Kiriakou, líder del equipo que capturó al presunto dirigente de Al-Qaeda Abu Zubaydah, el sospechoso de terrorismo fue sometido durante cerca de 35 segundos a la técnica de ahogamiento simulado, que consiste en colocar un trapo sobre la cabeza del detenido e impregnarlo de agua. Según Kiriakou, la técnica tal vez frustró ''docenas'' de planes de la red terrorista.

El ex agente de la CIA dijo que la aprobación para ese tipo de interrogatorio provino de altos funcionarios del gobierno. Las normas fueron aprobadas ''por la Casa Blanca, con la aceptación del Consejo de Seguridad Nacional y el Departamento de Justicia'', dijo.

Kiriakou dijo que tras la tortura de Zubaydah, éste ''aceptó cooperar''. En declaraciones a la cadena de televisión ABC difundidas el lunes en la noche, el ex agente de la CIA señaló que ''A partir de ese día, (Zubaydah) respondió a cada pregunta. La información que ofreció afectó una serie de ataques, tal vez docenas de ataques''.

Los detalles sobre las torturas a Zubaydah fueron difundidos mientras Hayden se apresta a ser interrogado por los comités de inteligencia del Senado y de la Cámara de Representantes acerca de la destrucción de los videos por parte de la CIA. En ambos casos, se trata de sesiones a puertas cerradas.

El director de la CIA, general Michael Hayden informó la semana pasada a empleados de la CIA que la agencia grabó los interrogatorios de dos presuntos terroristas en el 2002, y que luego las grabaciones fueron destruidas. Añadió que los interrogatorios ''duros'' fueron llevados a cabo sólo después de ''ser examinados y aprobados por el Departamento de Justicia y por otros elementos de la rama ejecutiva''.

La Convención de Ginebra considera el ahogamiento simulado una forma de tortura. La Casa Blanca ha insistido en que Estados Unidos no tortura a presos.

Ahora ve
No te pierdas