Camioneros italianos mantienen huelga

El país europeo sufre una escasez de gasolina por el bloqueo de los transportistas en las carre los manifestantes protestan por los altos precios de la gasolina y las condiciones de trabajo.
Los camioneros desecharon las advertencias del gobierno. (AP
ROMA (CNN) -

Los camioneros italianos desafiaron el miércoles la demanda del Gobierno para poner fin a una huelga de tres días, y mantuvieron los bloqueos de carreteras que han acabado con los suministros de gasolina e impedido que los alimentos frescos lleguen a las tiendas.

La huelga, en protesta por el alto precio del combustible y las condiciones de trabajo, dejó vacías las estanterías de los supermercados en lugares normalmente atestados de fruta y verduras frescas, mientras que muchas gasolineras estaban cerradas.

Al bloquear las autopistas en puntos estratégicos en todo el país desde el lunes, los camioneros han detenido algunos sectores de la economía.

El fabricante automovilístico Fiat cerró sus plantas por la falta de piezas y dijo a miles de trabajadores que se quedaran en casa.

Asesorado por una comisión estatal de huelga que declaró que el bloqueo de carreteras es ilegal, el ministro de Transportes emitió una demanda legal para que los camioneros pusieran fin a su protesta en la medianoche del martes, pero los huelguistas ignoraron la medida.

"La situación es bastante parecida a la de ayer (martes)", dijo un portavoz de la Prefectura de Roma.

"Los bloqueos siguen ahí a pesar de la decisión del ministro. Veremos qué hacer (...) Por el momento es demasiado pronto para hablar de usar la fuerza".

El ministro de Transportes, Alessandro Bianchi, remarcó que: "Los bloqueos de carreteras son ilegales y deben retirarse".

Conftransporto, uno de los grupos que representan a los camioneros, respondió de forma desafiante.

"En lugar de discutir de una manera concreta los problemas del sector del transporte y trabajar para resolver la difícil situación que está causando daños económicos en el país, el ministro Bianchi sigue haciendo provocaciones gratuitas", declaró.

Los camioneros quieren que el gobierno intervenga en el recorte de los precios del diesel, acabe con la competencia extranjera barata y se asegure que los trabajadores cobren su salario con rapidez.

Bianchi dijo que no habría más negociaciones hasta que se retiren los bloqueos.

La huelga podría durar hasta el viernes si los camioneros siguen desafiando la orden ministerial para volver al trabajo.

El principal mercado de frutas y verduras de Roma estaba casi vacío el miércoles por la mañana, mientras que muchas gasolineras estaban cerradas.

Los vehículos de emergencia como ambulancias y patrullas de policía no se vieron de momento afectados ya que tienen acceso a las reservas de combustible, según el portavoz de la prefectura.

En Ciudad del Vaticano, que como estado independiente vende combustible barato al personal de la Iglesia, las ventas se limitaban a 20 euros por persona ya que las reservas comenzaban a menguar, informaron los medios italianos.

Ahora ve
No te pierdas