Vinculan dinero 'sucio' con Chávez

Funcionarios dijeron que las personas detenidas en EU pueden tener negocios con el mandatario; los 800,000 dólares incautados eran supuestamente para la campaña de Cristina Kirchner.
CARACAS (AP) -

Al menos dos de los venezolanos capturados en Estados Unidos por su implicación con un comerciante venezolano-estadounidense que llevaba 800,000 dólares en un maletín que le fue incautado en agosto en Argentina mantienen negocios petroleros y de armas con el gobierno del presidente Hugo Chávez, informaron allegados y funcionarios.

Sin embargo, el gobierno rechazó que el escándalo salpique o involucre de manera alguna a autoridades venezolanas. El ministro de Comunicación Willian Lara descartó que los venezolanos arrestados en Miami estén relacionados con la administración de Chávez y desestimó escándalo alguno alcance a su gobierno.

Lara dijo es algo ''traído por los cabellos'' señalar a los venezolanos Moisés Román Majonica, Franklin Durán, y Carlos Kauffmann; y al uruguayo Rodolfo Wanseele, como ''agentes de una potencia extranjera'', como las autoridades estadounidenses los imputaron para arrestarlos.

En total, cuatro fueron detenidos el miércoles en una Corte de Miami, tres de los cuales son venezolanos, acusados de no haberse identificado ante el gobierno de ese país como agentes de inteligencia extranjeros, de intentar encubrir el origen de un dinero que fue decomisado en Argentina y amenazar a un testigo del caso.

De acuerdo a los informes de los fiscales federales, los 800,000 dólares que le fueron incautados en Buenos Aires al empresario venezolano-estadounidense Alejandro Antonini Wilson, eran una contribución a la campaña política de la entonces candidata presidencial Cristina Fernández.

Lara señaló que el caso forma parte de una ''operación de basura propagandística'' de Washington que busca empañar la imagen internacional de Chávez. Fernández también calificó de ''operaciones basura'' las adelantadas por agentes estadounidenses en torno al caso, que interpretó como un intento para manipularla.

Kauffmann, de 35 años, es accionista de la petroquímica local Venoco y de la proveedora de taladros petroleros Perforaciones Alborz C.A. (Perfoalca), declaró el empresario a un diario argentino.

Ambas empresas mantienen negocios con la estatal Petróleos de Venezuela S.A. que resultó implicada en el escándalo debido a que tres de sus funcionarios acompañaban a Antonini en el vuelo privado que lo trasladó de Caracas a Buenos Aires cuando le decomisaron el dinero.

Kauffmann también dijo al diario argentino La Nación que Antonini asesoró a Venoco por sus conocimientos de ''metalmecánica'', pero sin precisar la duración de esa relación laboral.

Otro de los accionistas de Venoco es Durán, de 39 años, quien figura como socio de Antonini en la empresa Foxdelta Invesments, que está radicada en Miami, de acuerdo al registro mercantil de la empresa en Estados Unidos.

Durán también es propietario de la importadora de armas Ruibal y Durán, que fue investigada por el Congreso venezolano en el 2003 por adquirir unas 115 ametralladoras Uzi para la policía de la gobernación de Cojedes.

El ex congresista del partido opositor Acción Democrática Salomón Centeno sostuvo que esas armas ingresaron al país ''sin permiso''.

Durán ha vendido armamentos a gobernaciones locales y al Ministerio de la Defensa, según reconoció el gobernador oficialista del estado central de Cojedes, Jhonny Yánez Rangel.

Al ser consultado sobre los negocios que mantiene Kauffmann con la petrolera estatal y las ventas de armas de Durán a gobiernos regionales, Lara respondió que esas actividades no pueden ser utilizadas para vincularlos con la administración de Chávez.

''No hay ninguna relación (con el gobierno de Chávez) de ningún modo'', acotó.

No obstante el reiterado rechazo sobre alguna relación del gobierno venezolano con los detenidos o Antonini, las evidencias muestran de que por lo menos mantenían vínculos empresariales.

Las identidades, actividades y relación de Majonica y Wanseele, un ingeniero emigrado a Estados Unidos, con el resto del grupo, aún son un misterio.

Antonini también comparte con Kauffman y Durán la afición por las carreras de autos, reconoció el corredor de bolsa, Antonio Pardo, quién integró en mayo un equipo con esos empresarios para competir en Londres en el rally Gumball 3000.

En esa oportunidad Pardo, Kauffmann, conformaron un equipo en un McLaren Mercedes SLR, mientras Antonini hizo dupla con Durán en un Porsche Carrera GT, identificados como los equipos Venoco 1 y 2.

Pardo dijo a la AP que Antonini, uno de los organizadores de la participación, sólo intervino en el primer día de la competencia, que fue cancelada después de la tercera jornada por un accidente de uno de los competidores en Eslovaquia en el que murió al menos una persona.

Pardo recordó que Antonini ''corrió un día y le dolió tanto (el cuerpo) que no podía salir del vehículo y se tuvo que retirar... el señor (Antonini) pesa 220 kilos. El señor no entra en un Ferrari''.

Describió a su ex compañero de equipo como ''bastante alto, bastante grande y bastante pesado'', pero también como una ''persona simpatiquísima, súper entradora'', que le gusta ser ''como los líderes organizadores de todo''.

El corredor de bolsa admitió que la difusión de su nombre en medio del escándalo que desató el decomiso de los 800.000 dólares dañó su imagen como empresario.

''Muchísimos de mis clientes han sentido algún tipo de temor porque se pueden sentir que están identificados con lavado de dinero, con otro tipo de cosas y se han sentido'', añadió.

Pardo señaló que por las actividades petroleras de Kauffmann, ''su principal proveedor es el estado'', pero de forma personal, rechazó las versiones periodísticas que los señalan de enriquecerse bajo la sombra del gobierno de Chávez.

''No tengo ningún tipo de relación con el gobierno'', expresó el corredor de bolsa.

Antonini, de 46 años, viajó poco después del decomiso del dinero a Miami donde tiene su residencia. Argentina solicitó a Estados Unidos la extradición del empresario, que no está entre los acusados por los fiscales de Florida, para procesarlo por el delito de contrabando de dinero, pero hasta ahora la petición no ha tenido respuesta.

Ahora ve
No te pierdas