Preocupa a Colombia silencio de las FARC

Los insurgentes han omitido una respuesta a la oferta de crear una 'zona de encuentro'; un funcionario colombiano opinó que podrían responder que no, pero no saben cómo hacerlo.
Álvaro Uribe propuso una "zona de encuentro" para dialogar e
BOGOTÁ (Notimex) -

El gobierno colombiano expresó hoy su preocupación por el silencio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) frente a la oferta de crear una "zona de encuentro" para dialogar sobre un canje humanitario.

El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, dijo a la radio Caracol, que el gobierno teme que el grupo rebelde "este planeando algo" para responder de manera negativa a la nueva propuesta presidencial.

"Me preocupa el silencio, porque debe ser que están planeando algo para responder que no, pero no saben bien como responder que no, porque saben que quedan mal ante la opinión", declaró el funcionario.

El presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez avaló hace dos semanas la creación de una "zona de encuentro" en la que no haya presencia armada, para dialogar con las FARC sobre la entrega de los secuestrados.

Las FARC retienen a 45 militares y políticos, entre ellos la ex candidata presidencial colombo francesa Ingrid Betancourt, para canjearlos por unos 500 rebeldes presos en Colombia y Estados Unidos.

Según la propuesta, el área tendría una extensión de 150 kilómetros cuadrados (550 menos de los que exige la guerrilla) y contaría con la presencia de observadores internacionales para dar seguridad a los insurgentes.

Analistas consideran poco probable que las FARC acepten la oferta, porque el espacio propuesto es menor al que pide la insurgencia, la cual reclama el despeje militar de los poblados Pradera y Florida.

Santos aseguró que "si las FARC estuvieran dispuestas a avanzar hacia un acuerdo humanitario para buscar la liberación de los secuestrados, ya hubiera dado alguna señal positiva frente a esa iniciativa".

El ministro colombiano de Defensa consideró "muy importante, que en este momento la comunidad nacional e internacional presionen a las FARC para que respondan, ya sea positiva o negativamente, a la iniciativa del presidente Uribe".

Distintos gobiernos latinoamericanos, al igual que Francia, España y Suiza, han apoyado las gestiones que buscan un acuerdo humanitario que facilite el regreso de los secuestrados en poder de las FARC.

Ahora ve
No te pierdas