Fujimori rechaza actos de 'guerra sucia'

Se le acusa de fijar directivas que atentan los derechos humanos para combatir la guerrilla de el ex mandatario aceptó que se cometieron abusos en su mandato y pidió disculpas a los familiar
Fujimori es acusado de ordenar la matanza de 25 personas y e
LIMA (CNN) -

El ex presidente peruano Alberto Fujimori rechazó el miércoles que su Gobierno haya ordenado en los primeros años de su gestión una política de "guerra sucia", como parte de sus directivas para el combate de las fuerzas de seguridad contra la guerrilla de izquierda en Perú.

La declaración del ex mandatario se opone a la posición de la fiscalía que lo acusa de haber ordenado la matanza de 25 personas, entre ellas un niño de ocho años, a manos de un escuadrón militar, y el secuestro de opositores entre 1991 y 1992.

"En ningún momento se establecen directivas de transgresiones de esa naturaleza, ni en esta directiva ni en ningún otro, absolutamente", dijo Fujimori ante los jueces peruanos.

El ex presidente respondía a las preguntas de su abogado defensor, César Nakazaki, durante la séptima jornada de un juicio por cargos de derechos humanos, por los que la fiscalía ha pedido hasta 30 años de prisión.

Fujimori, de 69 años, había reconocido el viernes que se cometieron abusos durante la lucha contra el "terrorismo", y pidió disculpas a los familiares de las víctimas de la guerrilla y de las fuerzas de seguridad durante su mandato.

En la nueva audiencia, el ex presidente negó asimismo haber ordenado a las fuerzas de seguridad violar la Constitución Política de Perú o tratados internacionales de derechos humanos durante el cumplimiento de sus "directivas".

"Tampoco (...) ha habido una política para cometer excesos, para cometer violaciones a los derechos humanos, para hacer las desapariciones, no ha habido política en ningún Gobierno", añadió el ex mandatario.

Gobiernos anteriores también tienen pendientes casos de violaciones a los derechos humanos, como el del primer mandato del actual presidente Alan García entre 1985 y 1990, relacionado con la matanza de más de 100 presos acusados de guerrilleros.

"Para que haya una política tiene que estar por escrito, no puede haber una política verbal, sino cómo se aplicaría (...) en ningún momento ha habido esa doble política", afirmó.

Fujimori se ha declarado inocente a gritos por las ejecuciones extrajudiciales que se cometieron durante su Gobierno y ha afirmado que salvó al país sudamericano de la guerrilla de Sendero Luminoso.

Ahora ve
No te pierdas