Miembros de ONG son condenados en Chad

Seis miembros del Arca de Zoé fueron castigados a trabajos forzados por tratar de liberar niños fueron arrestados cuando trataban de llevar a los pequeños para ser acogidos por familias europ
Alain Peligat, Philippe Winkelberg y Emilie Lelouch, son alg  (Foto: )
YAMENA (CNN) -

Seis miembros de la ONG francesa Arca de Zoé, fueron condenados el miércoles a ocho años de trabajos forzados por el tribunal criminal de Yamena que los juzgaba por intentar sacar del país a 103 niños africanos, informaron fuentes oficiales.

Tras cuatro días de la audiencia, el fiscal general chadiano había solicitado por la mañana una pena de entre siete y once años de trabajos forzados para los inculpados.

Detenidos el 25 de octubre en Abéché, en el este de Chad, fronterizo con la sudanesa Darfur, los seis niegan los cargos que pesaban contra ellos.

Los condenados fueron arrestados en octubre por intentar llevarse a Europa a los pequeños, de edades comprendidas entre uno y 10 años.

El Gobierno de Chad se había enfrentado a una intensa presión popular para castigar a los miembros del Arca de Zoé con sentencias ejemplares.

Existe una amplia expectación de que se produzca un acuerdo diplomático entre París y Yamena que pueda trasladar a los condenados a Francia, en virtud de acuerdos judiciales bilaterales o por un perdón del presidente chadiano, Idriss Deby.

Desde que comenzó el juicio el viernes, los seis han negado los cargos de secuestro y fraude y alegado que creían que los niños eran huérfanos de la atribulada región sudanesa de Darfur a los que intentaban que acogieran familias europeas.

Añadieron que el derecho internacional justificaba la acción humanitaria.

"Mantengo lo que he dicho desde que comenzó este asunto. Nuestra intención era ir por huérfanos de Darfur", dijo el líder del Arca de Zoé, Eric Breteau, al tribunal.

Francia es aliada de Deby y tiene un contingente militar en su ex colonia.

Las tropas francesas han apoyado a las fuerzas de Deby contra los rebeldes del este del país y formarán el grueso del contingente de paz de la Unión Europea que se desplegará en enero.

El Gobierno de Deby ha dicho que los seis, que fueron juzgados junto a tres chadianos y un sudanés acusados de complicidad, no tenían permiso para sacar a los niños del país.

La Fiscalía indicó que el grupo, dirigido por Breteau y Emilie Lelouch, engañó a los padres para que les entregaran a los niños a cambio de promesas de escolarización.

El abogado estatal Philippe Houssine señaló que las sentencias solicitadas por la Fiscalía estaban justificadas porque Breteau y Lelouch no habían mostrado remordimiento.

"Por el contrario, (Breteau) muestra una actitud insolente y arrogante, lo que significa que es una persona que está dispuesta a hacerlo de nuevo si se le pide", dijo a periodistas.

Janine Lelouch, madre de Emilie, dijo a la cadena francesa LCI: "Creo que tenemos que esperar que sean trasladados rápidamente a Francia porque no lo pueden resistir mucho más".

El abogado de la defensa, Gilbert Collard, dijo que los acusados están muy deprimidos.

"Sienten que el abismo está a apenas unos centímetros, están perdidos, completamente perdidos", señaló.

Ahora ve
No te pierdas