El colapso de la red

La velocidad que la banda ancha ofrece podría reducirse y retroceder en menos de tres años; la causa es la creciente ola de datos que los usuarios y medios suben a la red.
Los sitios de audio y video ocasionan que la red sea más len  (Foto: )
Redacción

La velocidad que la banda ancha ofrece a los usuarios de internet podría reducirse sustancialmente, al punto de que la red se colapsaría en menos de tres años, pronostica Johna Till Johnson, presidente de Nemertes Research, una firma de investigación de tecnología.

La causa, dice, es la creciente actividad de los usuarios en la red, que con mayor frecuencia suben sus propios contenidos de audio, presentaciones y videos y demandan altas velocidades de sus proveedores.

“Los usuarios de internet experimentarán una degradación sutil en la velocidad de sus conexiones, hasta llegar a las que se ofrecían antes de la banda ancha, cuando la inmensa mayoría se conectaba por redes telefónicas”, explica Johnson.

El cuello de botella se generará porque las conexiones de banda ancha, por lo menos en América del Norte, usan preponderantemente los cables de cobre de las telefónicas y las redes digitales de las cableras. En Canadá, Estados Unidos y México, 98% de los usuarios de banda ancha se conectan por medio de estas redes.

Según Nemertes, la única opción para volver a acelerar las conexiones es con inversiones en redes de fibra óptica, como ya se hace, por ejemplo, en Japón. Los proveedores de internet (que ya son tanto telefónicas como cableras y aun firmas de televisión tradicional) necesitarían invertir más de 60,000 millones de dólares en la región.

La tendencia de los usuarios de comunicarse, subir fotos y videos a la red, así como de pasar más tiempo en redes sociales interactivas (como MySpace y Second Life), al igual que el creciente mercado de la televisión vía internet, es la causa del cuello de botella, sostiene Johnson.

“No hay más opción que facilitar el paso de esa creciente ola de datos”, concluye.

Ahora ve
No te pierdas