Año negro en Derechos Humanos en AL

América Latina y Asia son las regiones con más ataques a defensores de derechos humanos; de los 1,306 casos presentados, más de 39 son en México.

América Latina registró el año pasado uno de los mayores niveles de agresiones a defensores de derechos humanos, denunció este miércoles la FIDH.

En su balance anual, la Federación Internacional de Ligas de Derechos Humanos ( FIDH) y la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), reportaron 430 agresiones de todo tipo, incluidos asesinatos, que fueron cometidos en Latinoamérica y el Caribe contra miembros de organizaciones de defensa.

El reporte ubica a América Latina junto a Asia,  como las áreas donde más ataques se cometieron del total de los 1,306 casos denunciados en 90 países.

En el caso de México, la FIDH y la OMCT denunciaron sobre todo situaciones de acoso y 14 amenazas de muerte, así como tres asesinatos o tentativas de asesinato, según los datos que no especificaron víctimas mortales.

Además el país reportó dos actos de tortura, tres agresiones físicas y dos robos así como detenciones y persecución judicial.

Colombia fue el país con más casos, 217 acciones de represión registradas, entre ellas 30 asesinatos o tentativas de asesinato, 122 amenazas de muerte y 35 situaciones de acoso así como varios arrestos arbitrarios, tres actos de tortura y una desaparición.

Tras Colombia, se encuentran Guatemala y México, las dos organizaciones que realizaron el reporte dieron cuenta de más de 40 casos de represalia contra defensores de derechos humanos en cada uno de los dos países.

Las ONG revelaron que en Brasil, Bolivia, Chile, Cuba,Ecuador, Guatemala y México, defensores de derechos humanos fueron perseguidos judicialmente, arrestados o detenidos con "pruebas fabricadas".

El informe, cuyo prólogo fue escrito por el ex secretario general de la ONU Kofi Annan, elogió la labor de la abogada mexicana Yésica Sánchez Maya, presidenta de la sección de Oaxaca de la Liga Mexicana de Derechos Humanos (LIMEDDH).

 


 

Ahora ve
No te pierdas