España reinicia relaciones con Cuba

El ministro español se encuentra en Cuba, la primera desde 2003 cuando la UE congeló relaciones Alemania, presentó un documento que propone retomar un "diálogo global y abierto" con la isla.
LA HABANA (CNN) -

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, inició el lunes una visita oficial de dos días a Cuba, la primera de un canciller de la Unión Europea (UE) desde el congelamiento de las relaciones en 2003.

Moratinos se entrevistará el lunes con el canciller cubano, Felipe Pérez Roque. El martes prevé reunirse con el presidente interino, Raúl Castro, en el poder desde que su hermano Fidel cayó enfermo hace ocho meses.

Según Granma, el diario del gobernante Partido Comunista de Cuba, su visita refleja el "positivo momento" de las relaciones con España.

"Muestra la vía por la que pueden conducirse las relaciones entre Cuba y la Unión Europea, así como la capacidad y voluntad de resolver las diferencias mediante el diálogo por encima de la confrontación y condicionamientos", dijo el lunes en su portada.

Cuba y la UE estuvieron al borde de la ruptura en 2003, después que el bloque europeo impuso una serie de sanciones diplomáticas en respuesta al encarcelamiento de 75 disidentes.

Simultáneamente, los países de la UE comenzaron a invitar disidentes a sus recepciones oficiales, irritando al gobierno cubano en una serie de incidentes diplomáticos bautizados como las "guerras de los cócteles".

La llegada al poder del primer ministro español, José Luis Rodríguez Zapatero, un socialista, suavizó la postura europea y las relaciones con la isla fueron retomadas a comienzos del 2005, tras la suspensión de las sanciones.

Alemania, uno de los más críticos de Cuba y que ocupa ahora la presidencia rotativa de la UE, presentó la semana pasada un documento que propone retomar un "diálogo global y abierto" con el gobierno de la isla.

España es uno de los mayores inversores extranjeros en Cuba y el tercer socio comercial después de Venezuela y China.

Según la prensa española, Moratinos podría dejar en La Habana a un diplomático español de alto rango para reunirse, después de su partida, con los disidentes, a los que el gobierno cubano considera "mercenarios" a sueldo de Estados Unidos.

 

Ahora ve
No te pierdas