Explosión en el ministerio de Bagdad

Un aparente atentado, hirió al vicepresidente de Irak y a uno de los ministros del gabinete; esto se da después de la iniciativa presentada para aprobar un proyecto de ley sobre el petróle
BAGDAD (CNN) -

El vicepresidente de Irak y un ministro del gabinete resultaron heridos este lunes en un aparente intento de asesinato cuando una bomba detonó en un ministerio de Bagdad.

La causa de la explosión está siendo investigada y ocasionó la muerte de seis personas.

Mientras los militantes desafían el nuevo operativo de seguridad en Bagdad, el gabinete tomó medidas para resolver divisiones políticas al acoger un proyecto de ley sobre el petróleo y enviarlo al Parlamento para su aprobación, dijo el viceprimer ministro, Barham Salih.

La aprobación de una ley que regule la distribución de las riquezas provenientes de las reservas del petróleo iraquí ha sido la principal demanda de Washington para mantener su apoyo al gobierno del primer ministro chiíta , Nuri al-Maliki.

La policía informó que el ministro chiíta de Trabajos Públicos, Riad Ghareeb, resultó gravemente herido tras el estallido.

El ataque fue un nuevo desafío al operativo de Maliki en Bagdad, considerado con el último intento por evitar una guerra civil.

Abdul-Mahdi es uno de los dos vicepresidentes de Irak. El otro es Tareq al Hashemi, un árabe sunita.

Los líderes iraquíes a menudo son blanco de las milicias que están enfrascados en una lucha sectaria y religiosa entre grupos chiítas y sunitas.

Las extensas reservas de petróleo de Irak están concentradas en el norte kurdo y el sur chiíta, de modo que la distribución de los ingresos es uno de los temas más sensibles del país.

Los árabes sunitas, que fue el grupo dominante durante el gobierno de Saddam Hussein, temen que un mal acuerdo vaya a condenarlos al fracaso político, dado que el centro y el oeste del país, las zonas que habitan, no poseen reservas de crudo.

El proyecto de ley, cuya votación en el Parlamento es considerada como una mera formalidad, podría significar miles de millones de dólares en inversión extranjera, que Irak necesita para revivir su arruinada economía tras años de guerras, sanciones internacionales y abandono.

Ahora ve
No te pierdas