FAO alerta sobre deforestación en AL

México se encuentra entre los países latinoamericanos que más deforestaron enntre 2000 y 2005; una de las principales razones es el cambio de zonas boscosas por zonas agrícolas.
Agropecuaria Santa Genoveva se convierte en la primera pyme
ROMA (Agencias) -

América Latina y el Caribe perdió alrededor de 64 millones de hectáreas de superficie forestal entre 1990 y 2005 y ocupa el primer lugar en el mundo en cuanto a especies de árboles consideradas en peligro, según un informe de la FAO publicado el martes.

La tasa anual de variación de la superficie forestal del 2000 al 2005 revela una contracción del 0.51%, en comparación con una de 0.46% de la década de los 90, señala el estudio ''Situación de los bosques en el mundo'', presentado en la apertura de la 18 sesión del Comité Forestal de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Expresa que la región dispone de abundantes recursos forestales, un 47% de las tierras, que representa el 22% de la superficie forestal mundial, pero junto a África son las regiones que experimentan mayores pérdidas.

Entre 1900 y el 2005 América Latina y el Caribe perdió unos 64 millones de hectáreas de superficie forestal, la cual creció un 11% en el Caribe, pero retrocedió un 19% en América Central y un 7% en el sur.

Aunque la región dispone de una biodiversidad forestal ''sumamente rica'', no menos de diez países poseen al menos 1,000 especies de árboles, figura ''en primer lugar en el mundo en cuanto al número de especies de árboles consideradas en peligro o vulnerables a la extinción'', agrega el informe.

México está entre los países que experimentaron mayor pérdida de bosques primarios entre 2000 y 2005, reveló el informe. Se destacó también, que tras siglos de sufrir la deforestación, diversas regiones del mundo están cambiando de tendencia y ven crecer su superficie forestal, también habló de "preocupación" por el caso de México.

"La pérdida constante de superficie forestal en México sigue siendo motivo de gran preocupación, aunque la tasa porcentual es inferior a la de muchos países", refirió. Guatemala, por ejemplo, pierde superficie forestal a una tasa superior al triple que la de México, país donde los bosques primarios disminuyen a una tasa de 1.1%.

El documento indica que los países de la región ''están librando una batalla difícil para retener sus bosques primarios'' con ''considerables esfuerzos'', incluido un aumento de más del 2% en la superficie forestal destinada principalmente para fines de conservación y diversidad biológica.

La causa principal de la deforestación registrada entre el 2000 y el 2005 en América Central y del Sur fue la conversión de los bosques en tierras agrícolas, aunque la superficie forestal creció en países como Chile, Cuba y Uruguay, y las plantaciones forestales aumentaron en toda la región.

Destaca como ''interesante'' el caso de Costa Rica, único país de América Central que perdía superficie forestal en el decenio de los 90, pero que entre el 2000 y el 2005 experimentó un aumento de las hectáreas.

En América Latina y el Caribe, alrededor del 12% de toda la superficie forestal está destinada principalmente a fines de producción, frente a un promedio mundial del 32%, aunque con grandes diferencias entre países.

En Brasil sólo el 5.5% de sus bosques pertenece a esa categoría, mientras en Uruguay se llega al 60%; en Chile el 45% y en Perú el 37%.

La superficie forestal destinada principalmente a fines de protección representa el 11% del total de la región, frente al 9% mundial.

Ahora ve
No te pierdas