La naturaleza, fuente de nuevos fármacos

Siete de cada diez medicamentos introducidos en los últimos 25 años provienen de la naturaleza.
CHICAGO (CNN) -

Al menos 70% de los nuevos medicamentos introducidos en el mercado estadounidense en los últimos 25 años provienen de la naturaleza, a pesar del uso de técnicas sofisticadas para diseñar productos en el laboratorio, informaron el lunes investigadores.

El estudio indica que un enfoque nuevamente orientado a la naturaleza arrojaría mejores posibilidades a las compañías que están buscando el próximo fármaco líder en ventas.

El descubrimiento de medicinas alcanzó su mínimo en 2004, con la introducción de sólo 25 compuestos únicos, conocidos como nuevas entidades químicas, dijo David Newman, quien preside el área de productos naturales del Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos.

“Los farmacéuticos comenzaron a fabricar bibliotecas de cientos de miles a millones de compuestos. Pero eran compuestos simples”, dijo Newman.

“La madre naturaleza no genera compuestos simples. La madre naturaleza quiere compuestos que encajen en lugares específicos”, añadió el experto.

Newman relaciona la escasez de desarrollo de nuevos medicamentos en los laboratorios estadounidenses con el alejamiento de la naturaleza como principal fuente de compuestos farmacológicos.

“Wyeth y Merck son los únicos dos manufactureros de Estados Unidos de esa envergadura que aún emplean productos naturales como una de sus fuentes de búsqueda de medicamentos”, expresó.

El estudio halló que más de dos tercios de todos los fármacos descubiertos en el último cuarto de siglo surgieron de la naturaleza.

El investigador cree que relacionar la naturaleza con las técnicas químicas avanzadas, que combinan una vasta selección de moléculas para acelerar el desarrollo farmacológico, produciría resultados mucho más fructíferos.

Newman y su colega Gordon Cragg revisaron los orígenes de los nuevos medicamentos desarrollados en el último cuarto de siglo y descubrieron que pese a la introducción de herramientas de alta tecnología, los productos naturales siguen siendo la inspiración para la mayoría de los fármacos.

Inspiración natural

La aspirina, un elemento fundamental en la mayoría de los gabinetes de medicina, fue obtenida originalmente de un sauce. En tanto, el fármaco Taxol, ampliamente usado en el tratamiento de quimioterapia, fue derivado del tejo, un árbol de la zona del Pacífico.

“A pesar de que se fabrica de modo diferente en la actualidad, es absolutamente idéntico al material que proviene del tejo”, explicó Newman.

De la misma forma, el tratamiento contra el cáncer de colon irinotecan, una quimioterapia estándar que interfiere con el crecimiento de las células cancerosas, y el topotecan, usado en los cánceres de ovario y de pulmón, son modificaciones del árbol Camptotheca acuminata, originario de China.

De hecho, Newman y Cragg hallaron que alrededor de la mitad de los fármacos contra el cáncer introducidos desde la década de 1940 son productos naturales o medicinas derivadas directamente de un producto natural.

El estudio, que se publicará en la edición del 23 de marzo de Journal of Natural Products, es una versión extendida y actualizada de los informes publicados en 1997 y el 2003.

Los investigadores buscaron delinear cómo la naturaleza inspiró la creación de los medicamentos actualmente en el mercado.

“Un químico nunca hubiera concebido crear (el medicamento) Taxol antes de verlo primero”, dijo Newman.

El investigador manifestó que el advenimiento de nuevas técnicas de descubrimiento de fármacos, como la química combinada en la década de 1990, hizo que muchos de los recursos de los laboratorios se apartaran de una fuente rica en compuestos farmacológicos nuevos, como es la naturaleza.

“La influencia de la madre naturaleza está viva y bien”, dijo Newman, quien agregó: “Pero es necesario buscarla de un modo perspicaz. Ella no surge y se coloca delante de nuestros ojos”.

Ahora ve
No te pierdas