CEPAL y FAO previenen escasez de agua

La falta de agua afecta a 40% de la población mundial, 1,100 de personas no tienen acceso a ést al escasear este energético limitará el cultivo de alimentos y el movimiento de las industrias.

La Cepal y la FAO llamaron la atención el jueves por la escasez de agua potable que afecta a un 40% de la población mundial y que en América Latina se siente en extensas áreas de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, México y Perú.

Con ocasión del Día Mundial del Agua, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la oficina regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) alertaron sobre la necesidad de garantizar el uso del agua en forma sostenible, eficiente y equitativa.

La FAO dijo en un comunicado que el consumo de agua ha aumentado en forma tan acelerada que dobla al del crecimiento de la población mundial y que ''la escasez ya afecta a cerca del 40% de los habitantes del planeta''.

Añadió que, según las predicciones, para 2025 unos 18 millones de personas vivirán en países o regiones con una severa falta de agua y que dos tercios podrían enfrentar escasez.

Precisó que 1,100 millones de personas no tienen acceso al agua potable, cantidad y calidad necesarias, y que 2,600 carecen de infraestructura sanitaria aceptable.

''Una de cada seis personas en el mundo no tiene acceso al volumen mínimo de agua recomendado por Naciones Unidas'', enfatizó la FAO.

También recordó que la escasez de agua limita el cultivo de alimentos, el movimiento de las industrias y la generación de electricidad, ''por lo que la gestión sostenible, eficaz y equitativa de estos recursos será un desafío clave para los próximos cien años...'', dijo el organismo mundial.

Señaló que el cambio climático agudizó la escasez de agua.

La Cepal indicó a su vez que, aunque América Latina es una de las regiones que dispone de más agua dulce, también tiene amplias regiones que sufren escasez, como en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, México y Perú.

Destacó el ingenio y el aporte comunitario de algunos pueblos en el buen uso del agua, como en el Departamento de La Paz, Bolivia, donde varios pueblos rurales construyeron 10 microcentrales hidroeléctricas, que favorecen a unas 3,700 personas pobres.

Ahora ve
No te pierdas